INTERNACIONAL
08/08/2018 4:20 PM CDT | Actualizado 10/08/2018 1:07 PM CDT

El horror: un detenido en EU por entrenar niños para cometer matanzas en escuelas

El hombre fue detenido junto a cuatro cómplices y once niños en el estado de Nuevo México

Un hombre arrestado la semana pasada en una instalación en Nuevo México, Estados Unidos, estaba entrenando niños para que cometieran matanzas en escuelas, de acuerdo con documentos judiciales citados por la agencia de noticias Associated Press.

La policía arrestó el viernes pasado a Siraj Ibn Wahhaj, padre de un niño desaparecido en el estado de Georgia, junto con otros cuatro adultos en una sucia e improvisada propiedad en la comunidad de Amalia. Durante la redada, los oficiales descubrieron once niños y los restos de un niño pequeño que aún falta por identificar.

Wahhaj y los otros adultos arrestados enfrentan varios cargos por abuso infantil. Los niños rescatados tenían entre uno y 15 años y ya están bajo el cuidado del Departamento de Niños, Jóvenes y Familias de Nuevo México.

Las autoridades llegaron hasta la instalación donde vivían en busca del hijo de Wahhaj, quien tenía tres años al momento de su desaparición, reportada por su madre en diciembre del año pasado. El niño desaparecido no fue hallado.

Esa instalación había estado bajo una discreta vigilancia del FBI por dos meses hasta que las autoridades creyeron tener suficiente evidencia de presuntos actos criminales para pedir una orden de cateo.

En un comunicado, el alguacil de la localidad, Jerry Hogrefe, describió las terribles condiciones de la instalación donde vivían víctimas y victimarios, añadiendo que todos estaban hambrientos.

"La única comida que vimos fueron unas cuantas papas y una caja con arroz", aseguró el alguacil durante una conferencia de prensa, quien dijo que los adultos y niños parecían "refugiados, no sólo porque no tenían comida o agua fresca, sino que no tenían zapatos, artículos de higiene personal y trapos sucios como ropa. Todos les dimos nuestra agua y comida a los niños, son las condiciones más tristes de pobreza que he visto en mi vida".

El alguacil dijo que hasta la semana pasada la policía no tenía suficiente evidencia para pedir una orden de cateo... hasta que recibieron un mensaje de alguien aún no identificado dentro de la instalación que pedía agua y comida porque estaban muriendo de hambre y sed.

Esta nota se irá actualizando a medida que aparezca más información.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' US.