MÉXICO
07/08/2018 6:25 PM CDT | Actualizado 07/08/2018 6:25 PM CDT

Olga Sánchez Cordero revira: ‘perdonar es muy difícil para víctimas’

Sánchez Cordero se desmarcó de la postura de López Obrador sobre no olvidar, pero sí perdonar.

REUTERS

La futura secretaria de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, dijo hoy a Efe que "otorgar el perdón" es muy "difícil" para las víctimas de graves violaciones contra los derechos humanos, desmarcándose de la postura del próximo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

"No hay que olvidar, pero sí estoy a favor del perdón", apuntó hoy el líder izquierdista en el comienzo hoy de los "Foros Escucha para Trazar la Ruta de Pacificación del País y la Reconciliación Nacional" en Ciudad Juárez, en el norteño estado de Chihuahua.

No obstante, esta petición chocó con varios manifestantes presentes en la ceremonia, quienes le respondieron que no se puede perdonar.

"Remontar una herida tan profunda y tan demoledora es muy difícil. Andrés habla del perdón para que tú mismo puedas llegar a sanar tus heridas y cicatrizarlas, pero será muy difícil", dijo a Efe Sánchez Cordero, considerada mano derecho del líder izquierdista, que asumirá la presidencia el próximo 1 de diciembre.

La exmagistrada de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) señaló la dificultad de otorgar perdón ante un "agravio a tus derechos humanos tan importante como la pérdida de un hijo o una hija, un feminicidio, una tortura o una desaparición".

Pese a la diferencia de opinión, Sánchez Cordero consideró que esto no supone "una divergencia" en el seno del futuro gabinete.

Yo entiendo que para las víctima es muy difícil lograr un perdón. Se podría lograr sanando las heridas, pero lleva mucho tiempo, (e implica) tener una respuesta del Estado y lograr justicia social, y que los culpables paguen por sus delitos". Olga Sánchez Cordero

Con el lema "con las víctimas al centro", se celebrarán un total de 40 foros en todo el país, y algunos de ellos serán específicos en reclusorios y otros dedicados a migrantes, refugiados y comunidades indígenas.

El país registra más de 37 mil desaparecidos y unos 200 mil asesinatos en los últimos diez años.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el país registró 31 mil 174 homicidios en México en 2017 y una tasa de 25 homicidios por cada 100 mil habitantes, su mayor nivel en una década.