ESTILO DE VIDA
07/08/2018 7:00 AM CDT | Actualizado 02/10/2018 4:23 PM CDT

Depresión posparto: qué es, síntomas y tratamiento

La depresión posparto es más común de lo que creemos.

ilustración de una mujer con depresión.
Getty Images/iStockphoto
ilustración de una mujer con depresión.

Una de cada seis mujeres que dan a luz vive con depresión posparto, un tipo de tristeza que no desaparece con el paso del tiempo y que incluso puede afectar su capacidad de participar en el cuidado del bebé y de realizar otras actividades.

La depresión posparto se caracteriza, además de la tristeza constante, de pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La idea romántica de la maternidad perfecta contribuye al desarrollo de este tipo de depresión

De acuerdo con la neuropsicóloga clínica, Tania Gómez, los principales precursores de la depresión posparto tienen que ver con los cambios físicos que viven las mujeres al finalizar el embarazo, pero también con el valor social que tiene la maternidad.

"La idea romántica de la maternidad perfecta contribuye al desarrollo de este tipo de depresión (...) Cuando hay una expectativa tan grande, las mujeres pueden percibirse insuficientes para el papel de ser madres", explicó la especialista.

Y detalló que "a nivel social, cuando una mamá habla sobre estos sentimientos; decir abiertamente 'me siento cansada', 'hay ocasiones en las que quisiera estar lejos del bebé', incluso las redes de apoyo cercanas a la mujer desaprueban esos comentarios. Es un problema muy frecuente en los consultorios, que las mamás que recién tuvieron a su bebé cuenten: 'mi esposo dice que debería ser más paciente, 'mi mamá dice que cómo es posible que diga esas cosas', 'mis hermanas dicen que exagero'".

Por ello, la especialista recomendó que las mujeres tengan a la mano una psicoeducación que desmitifique a la maternidad como un periodo solo de plenitud y felicidad, y mejor exaltar "lo que implica hacerse cargo de un bebé, pero sin una visión romántica, que le permita a la persona darse cuenta de las condiciones a las que se va a enfrentar, en donde sepa que es natural no saber qué hacer".

Es importante considerar que "la depresión posparto puede confundirse al principio con la tristeza posparto, pero los signos y síntomas son más intensos y duran más tiempo, y finalmente interfieren en tu capacidad de atender a tu bebé y realizar otras tareas diarias. Los síntomas en general aparecen en las primeras semanas después del parto, pero pueden comenzar más tarde, hasta seis meses después del nacimiento", de acuerdo con la Clínica Mayo.

Síntomas de la depresión posparto

  • Estado de ánimo depresivo o cambios de humor importantes
  • Llanto excesivo
  • Dificultad para establecer un vínculo con tu bebé
  • Alejarte de tus familiares y tus amigos
  • Perder el apetito o comer mucho más de lo habitual
  • Incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado
  • Fatiga o pérdida de la energía abrumadoras
  • Pérdida del interés y el entusiasmo por las actividades que solías disfrutar
  • Irritabilidad e ira intensas
  • Sentir que no eres una buena madre
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o incompetencia
  • Reducción de la capacidad para pensar con claridad, concentrarte o tomar decisiones
  • Ansiedad y ataques de pánico intensos
  • Pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o a tu bebé
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

La depresión posparto puede afectar incluso a mujeres que ya han tenido bebés, no solo a madres primerizas. El riesgo de padecerla aumenta por ciertos factores, como: tener antecedentes de depresión, ya sea durante el embarazo o en otros momentos; padecer alguna enfermedad mental; cuando la mujer tuvo depresión en un embarazo previo; tener familiares que tuvieron depresión; haber vivido eventos estresantes o dolorosos; tener dificultad para amamantar.

Si los síntomas de tristeza permanecen por más de dos semanas, es necesario acudir con un especialista de la salud mental para que realice una evaluación y sugiera un tratamiento adecuado, que puede incluir psicoterapia y algunos medicamentos que son seguros durante la lactancia.

Qué hacer si sospechas que tienes depresión posparto

La OMS recomienda lo siguiente:

  • Hablar de tus sentimientos con personas cercanas y pedir ayuda.
  • Mantén contacto y pasa tiempo con tus familiares y amigos.
  • Pasea al aire libre cuando puedas. En entornos seguros, dar un paseo con el bebé es bueno para ambos.
  • Habla con otras madres que puedan aconsejarte o compartir sus experiencias.
  • Contacta a un especialista de la salud mental; de urgencia, en caso de que pienses hacerte daño a ti misma o al bebé.

Recuerda que es completamente válido y necesario consultar a un especialista y pedir ayuda. Estas son algunas sugerencias:

¿Tuviste depresión posparto y quieres contar tu experiencia? ¡Escríbenos! Envía un correo a alejandra.verdugo@huffingtonpost.com.mx