ESTILO DE VIDA
06/08/2018 9:43 AM CDT | Actualizado 06/08/2018 10:03 AM CDT

Cómo saber si un vino es de mala calidad o tiene defectos

Un factor importante para la calidad de un vino es que no todos deben guardarse. Te explicamos cómo identificar cuando un vino tiene defectos.

Esto es lo que debes saber para evaluar la calidad de un vino.
Yves Herman / Reuters
Esto es lo que debes saber para evaluar la calidad de un vino.

En la actualidad, los estándares mundiales en la Industria vitivinícola han relegado un poco el término de "vinos de mala calidad". Sí existen, pero no con tanta frecuencia. En realidad, ahora lo más común es hablar de vinos con defectos, los cualespueden producirse en cualquier botella sin importar el precio o la marca.

Estos defectos pueden generar mala calidad a una botella o un lote de botellas dependiendo del motivo por el cual haya ocurrido.

Hay defectos de origen vegetal, que se producen por un mal manejo de la uva en la recolección o el prensado para obtener el mosto que luego se convertirá en vino. En este caso sí podemos hablar de una mala calidad, ya que no se cuidaron los procesos productivos.

También tenemos defectos de elaboración, como puede ser una oxidación del vino por exposición al aire. En este caso, el vino presentará aromas a manzana verde pasada, pegamento o jabón. Ahora, si en esa oxidación hay presencia de bacterias acéticas, el vino olerá a vinagre.

En tercer lugar encontramos los defectos procedentes de los productos que se emplean en la sanitación durante todo el proceso de elaboración, conocidos como sulfitos, los cuales son utilizados desde hace cientos de años con el fin de conservar los aromas y eliminar las bacterias en el vino. Un exceso en el uso de sulfitos puede causarle al vino aromas a azufre, col o cebolla pasada.

Getty Images/EyeEm
Barricas de vino en Bruselas, Bélgica.

En cuarto lugar podemos encontrar defectos producidos por agentes externos, como las barricas cuando no están bien limpias o los corchos naturales, cuando tienen defectos, en estos casos los vinos pueden adquirir notas enmohecidas o terrosas.

Por último, muchas veces los vinos se dañan en el transporte o en la guarda de los mismos, una cava debe tener determinadas condiciones para que la evolución del vino sea lo más cuidada posible. Entre estas condiciones nos encontramos, poca luz y preferentemente que no sea cálida, humedad entre el 60% al 70%, temperatura constante, preferentemente de 14º y que el lugar no presente vibraciones.

También hay que recordar que no todos los vinos están creados para guardarse. Hay vinos que deben beberse jóvenes y que si están en una cava por un largo tiempo pueden dañarse.

Recomendaciones de vinos para beberse jóvenes y otros para guardarse.

  • Travesí, Rondo del Valle - Valle de Guadalupe, México

Aromas a frutos rojos maduros, tabaco y especias. Bien equilibrado, final agradable, redondo y persistente.

Ideal para cortes finos la parrilla y quesos suaves.

Perfecto para beberse ahora o en los próximos 2 años.

  • 2 km/h, Viñas de Garza - Valle de Guadalupe, México

Buena intensidad de color, con tonos aciruelados, en nariz es complejo, interesante con notas de frutos rojos, especias y sutiles notas de violetas. En boca es seco, agradable, buen equilibrio de acides y tanicidad delicada.

Perfecto para acompañar pizzas, hamburguesas o tacos de carne.

Excelente para beberse ahora o guardar máximo 4 años.

  • Big Blend, Vena Cava - Valle de Guadalupe, México

En nariz presenta notas de vainilla, pimienta negra, chocolate y regaliz; con gran potencia en boca, taninos maduros y sedosos.

Excelente para acompañar crees de caza, a las brasas, quesos añejos y pastas con salsa roja.

Perfecto para beberse ahora o puede guardarse hasta 5 años.

  • Hunab-Ku, Baron Balchè - Valle de Guadalupe, México

De color rojo granate con aromas a ciruela negra, madera, tabaco y café. En boca es intenso con notas a frutas maduras y pimienta.

Acompaña muy bien carnes rojas a la parrilla, pastas con salsas intensas y quesos maduros.

Capacidad de guarda: 8 a 10 años.