ENTRETENIMIENTO
02/08/2018 12:58 PM CDT | Actualizado 02/08/2018 1:20 PM CDT

Evangeline Lilly relata su calvario en 'Lost' por culpa de las escenas de desnudos

La actriz Evangeline Lilly, quien interpretó a Kate Austen en 'Lost', aseguró que no le gustan los desnudos.

ABC

Ocho años después de la emisión del último capítulo de la popular serie Lost, Evangeline Lilly se ha sincerado en The Independent acerca de lo que supusieron para ella algunas escenas que incluían desnudos.

Según ha contado la actriz —que interpretó a una de las protagonistas de la ficción, Kate Austen, durante las seis temporadas—, su mala experiencia en esas secuencias ha condicionado el resto de papeles que ha aceptado.

"En la tercera temporada tuve una mala experiencia en el set al ser básicamente acorralada para hacer una escena parcialmente desnuda. Sentí que no tenía ninguna elección en el asunto", señala la intérprete canadiense de 38 años.

Tuve una mala experiencia en el set al ser básicamente acorralada para hacer una escena parcialmente desnuda"

"Estaba mortificada y temblaba. Cuando terminó lloré como una magdalena y tuve que seguir y rodar otra escena inmediatamente después", añadió.

Este no fue el único mal trago que pasó: "En la cuarta temporada me encontré con otra escena en la que Kate se desvestía y luché mucho para tenerla bajo mi control, pero fallé de nuevo. Me dije 'Ya está, ni una más. Podrás escribir lo que quieras, no lo haré. No volveré a quitarme la ropa en esta serie jamás'. Y no lo hice".

No volveré a quitarme la ropa en esta serie jamás"

"Cuando leo guiones que implican desnudos, paso. No es porque piense que haya nada malo en hacerlos, es porque no confío en que pueda sentirme cómoda y segura", apunta Lilly, que agrega que algo maravilloso de uno de sus últimos papeles, el de Hope van Dyne en Ant-Man y la avispa, es que "va cubierta de pies a cabeza de principio a fin".

La actriz también se despacha acerca del personaje de Kate en Lost. "Siempre pensé que era detestable", afirma. "No al principio. En el comienzo era bastante buena onda, pero a medida que la serie avanzó me parecía que se volvía más y más predecible. Sentí que mi personaje pasó de ser autónoma a perseguir a dos hombres por la isla".