UN MUNDO MEJOR
31/07/2018 3:15 PM CDT | Actualizado 31/07/2018 5:41 PM CDT

Con solo 7 años, este niño ha salvado a más de mil perros de la muerte

Roman McConn y su mamá Jennifer son los fundadores de Project Freedom Ride, que rescata a canes de ser sacrificados

Roman McConn es el fundador del Project Freedom Ride, que traslada perros en peligro de ser sacrificados desde el sur hasta el norte de Estados Unidos.
Project Freedom Ride
Roman McConn es el fundador del Project Freedom Ride, que traslada perros en peligro de ser sacrificados desde el sur hasta el norte de Estados Unidos.

Mientras a los 7 años la mayoría de los niños está muy concentrado en jugar y aprobar las materias de la escuela, Roman McConn está concentrado en cuántas vidas salvará la siguiente semana.

Él y su madre, Jennifer McConn, son los creadores de una iniciativa llamada Proyecto Camino Libertad (Project Freedom Ride en inglés), que ubica a perros abandonados, maltratados o a punto de ser sacrificados en Texas, al sur de Estados Unidos, y los conecta con familias que buscan adoptar en Washington, al norte del país, salvándolos de una muerte segura.

La razón, según ambos, es que las autoridades del sur actúan con mucha celeridad para sacrificar a perros no deseados y en el norte hay cientos de familias esperando dar protección a un perro de refugio.

El proyecto está inspirado en un concepto estadounidense llamado "underground railroad", creado a mediados del siglo XIX, cuando familias de piel blanca que simpatizaban con la abolición de la esclavitud prestaban ilegalmente sus autos y casas a familias de piel negra para que pudieran llegar desde el sur de Estados Unidos hasta Canadá y salvar sus vidas obteniendo su libertad.

La idea surgió a partir de julio de 2015, cuando Roman y Jennifer McConn adoptaron a un perro que estaba a punto de ser sacrificado en una perrera en Texas. La historia impactó tanto al niño que, a los 4 años, renunció a que le regalaran juguetes y, en cambio, pidió ayuda económica para financiar el rescate de más perros.

Project Freedom Ride
Roman McConn, de 7 años, se despide de Oz, un perro al que rescató con el proyecto que inició con su mamá y que se irá en adopción a Washinton.

Poco después, la familia McConn se mudó a Washintgon, donde bromeaban con la creación de una ruta tipo "underground railroad" para perros que viven en refugios. La insistencia y energía del pequeño Roman hizo que la broma se tornara en un proyecto que en diciembre de 2016 completó el primer rescate de 31 cachorros.

Ahora, gracias a la perseverencia de Roman, el Proyecto Camino Libertad contabiliza que ha rescatado a más de mil perros, uniéndolos con familias que han sido igual de felices con el nuevo miembro de la familia.

"Me hace sentir feliz de salvar a todos estos perros", contó Roman McConn a medios locales. "Pero no solo me hace feliz, estoy seguro de que hace felices a todos los perros".