INTERNACIONAL
25/07/2018 4:00 AM CDT

Chrystia Freeland, la canciller canadiense que batea al proteccionismo

La ministra de Relaciones Exteriores se reunirá con Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá habla durante un evento en la Universidad de Ottawa, Ontario.
Chris Wattie / Reuters
La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá habla durante un evento en la Universidad de Ottawa, Ontario.

Chrystia Freeland no solo es la principal negociadora canadiense en la mesa de diálogo para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), también es la miembro más popular del gabinete del primer ministro Justin Trudeau.

En un contexto en donde Estados Unidos prácticamente ha entablado una lucha comercial con el mundo, Freeland promueve el liberalismo versus el escudo proteccionista del presidente Donald Trump, a quien ha criticado de manera indirecta. El pasado 13 de junio, al recibir el premio al Diplomático del Año de la revista Foreign Policy señaló:

El creciente debilitamiento del orden internacional basado en reglas y el resurgimiento del autoritarismo amenazan la democracia liberal",Chrystia Freeland

Con ese escenario es que este miércoles la canciller de Canadá visita México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto y con el virtual ganador de la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador.

Su visita de trabajo también incluye reuniones con los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, para discutir temas de importancia para ambos países, uno de esos son las negociaciones de modernización del TLCAN.

Freeland estará acompañada del nuevo ministro de Diversificación del Comercio Internacional, Jim Carr, quien se encargará de priorizar la diversificación comercial de Canadá ante la guerra tarifaria con Estados Unidos, y del ministro de Finanzas, Bill Morneau.

La periodista

Molly Riley / Reuters
El director del Consejo Nacional de Economía de EU, Lawrence Summers, habla durante una entrevista con Chrystia Freeland, la editora Global de Reuters en junio de 2010.

Antes de formar parte del gobierno canadiense, Freeland fue periodista de la fuente económica en medios como New York Times, Financial Times, The Globe and Mail y de la agencia Reuters, desde Kiev, Moscú, Londres, Toronto y Nueva York.

Durante esta época, Freeland fue una de las críticas más feroces del presidente ruso Vladimir Putin, lo describió como un personaje "autoritario, autócrata y realmente peligroso". Tales palabras le valieron ser vetada en Moscú.

La canciller canadiense es nieta de inmigrantes ucranianos por parte de su madre y de acuerdo con The Washington Post, para ella, Ucrania es el ejemplo más claro de la interferencia rusa y una arena donde se juega lo que llama el tema definitorio de nuestro tiempo: la democracia contra el autoritarismo.

La política

Chris Wattie / Reuters
Chrystia Freeland camina junto al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, hacia una conferencia en Ottawa, Ontario.

En noviembre de 2013 se convirtió en diputada federal luego de una invitación directa que le hizo Trudeau, quien en ese entonces era líder del Partido Liberal. En 2015, gracias a su trabajo consiguió la reelección y más tarde fue nombrada ministra de Comercio, en dicho puesto ayudó a concluir el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea. En marzo de 2017 pasó al Ministerio de Asuntos Exteriores.

También es escritora

Yuri Gripas / Reuters
La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá ofrece una declaración luego de recibir el premio Diplomático del Año en Washington.

En 2012, publicó Plutocarts: The Rise of the New Global Super Rich and the Fall of Everyone Else, donde expone cómo actualmente la brecha entre los superricos y todos los demás es más amplia de lo que había sido desde la Edad Dorada, que abarca de los años 1945 a 1973. Su experiencia y relación con multimillonarios le abrieron las puertas para ilustrar a estos nuevos ultrarricos, que han estado en el lugar correcto en el momento adecuado para capitalizar fuerzas económicas más grandes y decisiones de política pública que a su vez, les han permitido "inclinar las reglas del juego en su favor".

Y es ecofriendly

La ministra prefiere su bicicleta para ir al trabajo, su pretexto, como buena amante de este transporte, es este: que es más eficiente, sirve para hacer buen ejercicio, es más económico y es mejor para el medioambiente.