POLÍTICA
24/07/2018 5:00 AM CDT | Actualizado 10/08/2018 12:57 PM CDT

'La propuesta de López Obrador en seguridad no difiere de la de Calderón y Peña' #VocesDeLaTransición

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, habló en exclusiva sobre las deficiencias que tienen las propuestas de seguridad de AMLO y de las coincidencias que tiene con administraciones anteriores. #VocesDeLaTransición

"Algunas propuestas de los 50 puntos que trae en materia anticorrupción el presidente electo me parecen ingenuas, hay otras que suenan bien para el público, pero no tienen sustento en datos o diagnósticos. Creo que una de las preocupaciones principales es precisamente eso: están proponiendo cosas sin diagnósticos puntuales, no es lo mismo proponer recortes para las secretarías en general que para las áreas de seguridad", afirma Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano.

Para Francisco Rivas, la idea de un Estado más austero puede sonar bien, pero recortar los gastos médicos privados a los policías, no le parece óptimo porque es una prestación que debería de motivar a un policía para que pueda tener algo más que un salario o una prestación complementaria que ayude a decidir si quiere o no tener un trabajo de alto riesgo para él y para su familia.

Considera que no son pocas las cuestiones que queda a deber el gobierno de Enrique Peña Nieto, pues "la crisis de violencia es indudable, pero no todos los problemas que deja en cuestión de seguridad son responsabilidad de la federación, hay una clara falta de acciones por parte de los gobiernos estatales. Además, la propuesta de seguridad que hoy tiene el presidente electo es exactamente la misma, con excepción de dos o tres rasgos, que la que implementó el expresidente Felipe Calderón y a la que dio seguimiento Enrique Peña Nieto. Hay una idea de centralización de las policías sin un modelo o un por qué deben estar centralizadas."

PEDRO PARDO via Getty Images

Aunque el director del Observatorio Nacional Ciudadano ve un proceso positivo hasta este momento en la transición de una administración a otra, también es cuidadoso al recordar que apenas van un par de semanas de un proceso largo que ha de tomar cinco meses más y que no garantiza resultados visibles en los primeros meses del nuevo sexenio por lo que recomienda ser cautelosos con las expectativas que ha generó como candidato Andrés Manuel López Obrador.

"Creo que hay un exceso de expectativas sobre la aceleración, es evidente que el voto responde a un hartazgo de la sociedad, por lo tanto, ese hartazgo se traduce en una voluntad de cambio de gobierno", asegura Rivas y continúa "todos estamos a favor de la austeridad, lo que deberíamos tener son mecanismos de rendición de cuentas mucho más puntuales. No es cortar a cero el dinero, si no ver qué sí se puede cortar y por lo contrario en qué sí deberíamos de seguir invirtiendo."

Hay mecanismos que ya existen y no se usan; si no se conoce que existen, entonces es muy mala noticia. Tomemos como ejemplo la desaparición del CISEN, que es muy mala noticia porque tiene su razón de ser y no es estar subordinada a la Secretaría de Seguridad Pública.Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano.

Tampoco ve como algo positivo el recorte de dependencias o su disolución "hoy se dice que el CISEN no funciona, pero en realidad no hay indicadores transparentes que nos permitan saberlo. Lo mismo se dice con la Unidad de Inteligencia Financiera, pero porque evaluamos con base en el número de recuperación de insumos y no debe ser solamente eso con lo que evaluamos a los servidores públicos, tiene que haber indicadores de desempeños y de resultado. No es desaparecer, por desaparecer, es mejorar a través de mecanismos transparentes."

En caso contrario, el gasto que no representa una inversión tampoco es bien visto porque "si consideramos cuánto gastan los estados para la compra de insumos necesarios para los policías y las procuradurías, vemos que hay un desperdicio en el mejor de los casos, en otros hay abiertamente un desfalco. Ahí me parece muy interesante la propuesta de una contraloría ciudadana, pero hay que establecer qué ciudadano, cuáles y cómo, porque darle seguimiento al gasto en seguridad no es fácil, nosotros lo hemos estado haciendo y es sumamente complejo. Se requiere capacidad técnica, no nada más 'a ver, dime en qué estás gastando'."

PEDRO PARDO via Getty Images

A su vez, pide cautela con la recepción de datos por parte del gobierno. Ejemplifica con la llegada de Peña Nieto al gobierno, cuando el priista habló de reducir los delitos y de reconstruir el tejido social. Sin embargo, nunca mencionó, al dar un primer informe con saldo positivo, que ya había un proceso de pacificación que había empezado en octubre del 2011, un año antes de que tomara posesión como presidente.

Además, durante los meses siguientes, cuando los secuestros subían, mostraban las cifras de homicidios como un avance. Y cuando los homicidios y los secuestros subían, entonces presumían cifras alentadoras en combate a violencia de género o robo a mano armada. El resultado es que, al día de hoy, el sexenio de Enrique Peña Nieto resulta ser más violento que el de Felipe Calderón Hinojosa.

El problema es que nunca tenemos indicadores claros. Decir "vamos a mejorar la seguridad" no es nada.Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano.

Para Francisco Rivas, los primeros 100 días del gobierno de López Obrador serán insuficientes para realmente incidir en los índices de violencia, no así para mejorar la percepción de inseguridad debido al clima de aliento que hay en este momento en México.

"Si se trata de solo mejorar la percepción de inseguridad, es probable que tengan éxito porque es un gobierno al que la gente le tiene fe y está entusiasmada con el cambio y eso puede llevar a que el ciudadano crea que hay una transformación institucional. Si hablamos de incidencia delictiva, si algo mejora o empeora en los primeros 100 días no tendría por qué ser mérito o error de la administración entrante. Sería incidental porque tiene que ver con lo que se hizo previamente. El problema es que las propuestas, como dije, no están sustentadas en un diagnóstico y en 100 días no es posible ver efectos", finaliza.

Este texto forma parte de la serie #VocesDeLaTransición.

Primera entrega:El gobierno de Peña Nieto claudicó en su tarea más esencial: proteger la vida (entrevista con Edna Jaime, directora de México Evalúa).

Tercera entrega:'Sin verdad, no hay justicia y si no hay justicia, qué amnistiamos': Sicilia sobre retos de AMLO.

Cuarta entrega: 'EPN deja déficits por todos lados y en AMLO, hasta ahora, solo hay un cambio de discurso' (entrevista con Elena Azaola)

Quinta entrega:'EPN nunca entendió el México que debía gobernar y AMLO debe lograr que EU asuma su parte de la violencia' (entrevista con Sergio Aguayo)