INTERNACIONAL
24/07/2018 7:33 AM CDT | Actualizado 25/07/2018 9:26 AM CDT

#FOTOS 📷 Situación crítica en Grecia por incendios forestales

Las llamas han alcanzado zonas habitadas y ha obligado a huir a los residentes.

Bomberos tratan de controlar la columna de fuego en el poblado de Kineta, cerca de Atenas.
ANGELOS TZORTZINIS/AFP/Getty Images
Bomberos tratan de controlar la columna de fuego en el poblado de Kineta, cerca de Atenas.

Los incendios que estallaron este lunes en la región de Attica, en el sur de Grecia que incluye a la capital Atenas, han cobrado la vida de 74 personas, incluidos niños pequeños, y la situación es crítica. A estos decesos se agregan unos 187 heridos.

Un funcionario de la Cruz Roja señaló este martes que se habían descubierto 26 cadáveres en el balneario de Mati, a 29 kilómetros al este de Atenas, lo que se sumaba a los 24 muertos declarados por las autoridades, según informan los diarios Kathimerini y To Vima.

ANGELOS TZORTZINIS/AFP/Getty Images
Una mujer parada entre dos carros calcinados por el incendio que que azota al poblado de Mati, el cual ha dejado al menos 50 personas muertas y 170 lesionados.

La brigada contra incendios ha recibido muchas llamadas para reportar personas desaparecidas y muchas de las víctimas son niños. Las víctimas mortales corresponden al área entre Rafina y Nea Makri, donde quedaron atrapadas en medio de las llamas en sus casas y automóviles, o bien murieron ahogadas al intentar huir de las llamas por la costa" Agencia Griega ANA-MPA

El sitio Greekreporter señaló que era particularmente duro el hallazgo de 24 cadáveres que estaban en pequeños grupos abrazándose a unos 30 metros de la playa, y que se estima murieron cuando trataban de escapar del fuego por la costa, pero no lo lograron.

En contraste cinco personas fueron rescatadas por un transbordador que llegaba al puerto de Rafina, y que sí consiguieron evadir las llamas.

ANGELOS TZORTZINIS/AFP/Getty Images
Rescatistas llegan a la zona donde fueron encontrados varios cadáveres que han dejado los siniestros incontrolables.

Dimitris Tzanakopoulos, un portavoz del gobierno, dijo que más de 20 personas habían muerto, la mayoría de las cuales fueron encontradas en sus hogares o automóviles en Mati.

Mati se encuentra en la región de Rafina, que es popular entre los turistas locales, especialmente los jubilados y los niños en los campamentos de vacaciones.

Se trata de siete incendios forestales que se encuentran fuera de control en las afueras de Atenas, los cuales han alcanzado zonas habitadas y obligado a huir a los residentes.

ANGELOS TZORTZINIS/AFP/Getty Images
Gente observa desde el pueblo de Rafina, cerca de Atenas, las llamas que han pintado de naranja el cielo.

El cielo sobre Atenas tiene un color naranja brumoso debido al humo del fuego, describió el reporte.

El primer incendio comenzó en un bosque de pinos a 50 kilómetros al occidente de Atenas, en la localidad de Kineta, que ha concentrado el trabajo de 150 bomberos apoyados en cinco aviones y siete helicópteros

A este se sumó el que inició la tarde del lunes en la zona de Penteli, al norte ateniense, donde se encuentran varios campamentos para niños, que lograron ser evacuados, mientras docenas de casas y vehículos quedaron destruidos.

Ayhan Mehmet/Anadolu Agency/Getty Images
Así luce el interior de una casa luego de que el fuego pasó por la zona de Rafina.

En Creta se reportó otro incendio, aunque de menores proporciones.

Alemania, Bulgaria, Chipre, España, Francia, Israel, Italia y Polonia,así como la Unión Europea, han mostrado apoyo ante la emergencia.

Por su parte el líder del opositor Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, señaló que se trata de una inenarrable tragedia, donde no es tiempo de buscar culpables sino de unidad y solidaridad.

Giorgos Zachos/SOPA Images/LightRocket via Getty Images
Bomberos y voluntarios tratan de controlar el incendio en Penteli, una zona ubicada al noreste de Atenas. Autoridades locales han desalojado los campamentos de verano donde se encontraban varios niños. Docenas de casas y coches han sido destruidos.

A su vez el primer ministro Alexis Tsipras regresó de Mostar, donde el gobierno de Bosnia y Herzegovina lo iba a premiar por su labor en la pacificación de los Balcanes.

Sin embargo, estos incendios no han sido los peores en el país helénico cuando en 2007 semejantes conflagraciones devastaron a la península del Peloponeso con un saldo de decenas de personas muertas.