ENTRETENIMIENTO
23/07/2018 12:48 PM CDT | Actualizado 24/07/2018 8:52 AM CDT

¿Qué son las terapias de conversión?

Existen supuestas 'terapias' dirigidas a modificar la orientación sexual e identidad de género.

Rafael Marchante / Reuters

Mauricio Clark reabrió el debate sobre la homosexualidad por un tuit que envió el pasado 21 de julio en el que asegura que su homosexualidad es "cosa del pasado".

En ningún momento Clark confesó haber acudido a las terapias de conversión, pero muchos tuiteros aseguraron que su "cambio" se debe a este método no penalizado en México.

Pero, ¿qué son las terapias de conversión?

De acuerdo con el informe de Violencia contra Personas Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersex en América, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reportó tener conocimiento de la existencia de supuestas "terapias" dirigidas a modificar la orientación sexual e identidad de género, y las rechazó, reportó Animal Político en febrero de 2019.

Estas supuestas terapias funcionan desde principios del siglo XX, cuando se consideraba la homosexualidad era una enfermedad mental, y consisten en diferentes métodos que hacen que el "paciente" se sienta culpable.

Jeremy Cruz Islas, médico especialista en psiquiatría de la UNAM, explicó al diario El Universal que una de las terapias era la de aversión, que consistía en inyectarle al paciente adrenalina en grandes cantidades, que lo llevaban a un estado adrenérgico, el cual causaba miedo extremo. Ahí, los médicos aprovechaban para proyectarle imágenes de sexo homosexual al paciente. El objetivo era causar repudio por lo que veía. Así se curaban.

Jose Luis Gonzalez / Reuters

En México, y en el mundo, las terapias de conversión están asociadas a movimientos conservadores y religiosos.

Las terapias que se practican en ambos países incluyen pláticas terapéuticas, electro shocks, amenazas contra la comunidad LGBT, incluso, existen centros de reclusión, como al que fue llevada Fabiola del Castillo, una mujer transexual de 22 años quien contó lo que vivió durante tres días en uno de estos centros a Animal Político. (Puedes leer la historia aquí).

En las "terapias de reconversión" suele haber imágenes o alusiones religiosas para "transformar al enfermo", de acuerdo con la denuncia y la propia experiencia vivida por Fabiola.

Jorge Duenes / Reuters

En 2017, diferentes organizaciones como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), iniciaron una campaña en CDMX, Monterrey, Guadalajara y Mérida en la que algunos camiones colectivos lucían una ilustración de dos hombres besándose con la leyenda: "La homosexualidad no es una enfermedad". Esto con el propósito de erradicar las terapias de conversión. Sin embargo, estas prácticas siguen vigentes en el país.

Mientras esto sucede en México, el gobierno británico se comprometió a principios de julio a prohibir la terapia de conversión homosexual en el país mientras establece planes para mejorar las vidas de las personas del colectivo LGBT después de que una encuesta nacional demostrara que muchos experimentaron prejuicios y discriminación.

Incluso, Naciones Unidas dijo el mes pasado que quería una prohibición global de la terapia basada en la idea de que la homosexualidad es un trastorno mental o una condición médica. Si bien la práctica ha sido ampliamente desacreditada, solo Brasil, Ecuador y Malta la prohíben a nivel nacional, según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex. "Todavía hay un largo camino por recorrer para alcanzar una plena igualdad", ha asegurado la directora del grupo defensor de Derechos LGBT Stonewall, Ruth Hunt".