INTERNACIONAL
17/07/2018 2:55 PM CDT | Actualizado 17/07/2018 4:36 PM CDT

Tras la vergüenza, Trump intenta limpiar el desastre de cumbre con Putin

El presidente Trump ahora dice que acepta la conclusión de las agencias de inteligencia sobre la interferencia rusa. Pero no se lo diría a la cara a Putin.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump saluda durante la conferencia con el presidente de Rusia, Vladimir, Putin en Helsinki, Finlandia.
Grigory Dukor / Reuters
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump saluda durante la conferencia con el presidente de Rusia, Vladimir, Putin en Helsinki, Finlandia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respondió este martes a la condena generalizada durante la cumbre con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmando que cree que la conclusión de las agencias de inteligencia estadounidense es que Rusia intervino en las elecciones de 2016. Sus palabras llegaron un día después de que se alineó con Putin en una extraordinaria conferencia de prensa.

"Acepto la conclusión de nuestra comunidad de inteligencia de que la intromisión de Rusia en las elecciones de 2016 tuvo lugar", dijo este martes, pareciendo leer declaraciones preparadas, antes que sugerir que "podrían ser otras personas también. Mucha gente por ahí".

Durante la conferencia de prensa el lunes con Putin, se negó a condenar la interferencia rusa, diciendo que aceptó la negativa del presidente ruso y tomó la palabra de Putin sobre la conclusión de las agencias de inteligencia estadounidenses, que han atacado continuamente durante su presidencia.

"El presidente Putin acaba de decir que no es Rusia", dijo Trump, "no veo ninguna razón por la que sería".

Pero este martes, Trump afirmó que se había equivocado, explicando que se refería a que no veía ninguna razón por la cual no sería Rusia.

"Quiero aclararlo, me gustaría aclarar, una oración clave en en mis comentarios dije la palabra 'debería' en lugar de 'no debería'. La oración debería haber sido: "No veo ninguna razón por la que no sería Rusia", dijo.

El intento de Trump de retractarse de sus comentarios se asemejaba a su respuesta sobre la equivalencia moral tras la manifestación supremacista en Charlottesville, Virginia, en la que culpó a "ambos bandos" por la violencia, antes de leer una declaración preparada que condenaba a los grupos supremacistas blancos, más tarde se desdijo de sus observaciones originales.

Este texto se publicó originalmente en El HuffPost.

VIDEO SUGERIDO