VOCES
17/07/2018 9:23 AM CDT | Actualizado 17/07/2018 10:39 AM CDT

Confesiones de una crítica semiprofesional de fotos de penes

Makidotvn via Getty Images

En una semana normal me llegan entre 50 y 100 mensajes con fotos de penes, y lo más loco es que yo soy quien las pide.

Ya hace muchos años inicié Critica la foto de mi pene (esto no es apto para el trabajo, así como los enlaces de este artículo), un sitio web con una premisa simple y fácil de entender: critico fotos de penes de cualquiera a quien le interese mandármelas; las juzgo a partir de los méritos fotográficos y les doy una calificación. ("Gracias por participar en Critica la foto de mi pene. Tu pene tiene una calificación de A+".)

La pregunta obvia es: ¿Por qué? Bueno, como muchas mujeres milenials paso mucha parte de mi vida en línea, y ser una mujer joven con conexión a internet en muchos casos supone estar expuesta a estas imágenes nudistas hechas en casa. Ya sea que te parezcan graciosas, repulsivas o perfectamente ordinarias, las fotos de penes son un fenómeno cultural que llegó para quedarse.

Normalmente no son solicitadas, lo que hace que la experiencia de recibirlas sea hostil e incómoda. Pero bienvenidas o no, suelen tener una pobre calidad artística.

En 2013, después de ver una foto de pene bien ejecutada, me di cuenta de que, a pesar de que las imágenes de penes suelen estar muy mal tomadas, es relativamente sencillo hacerlo bien. Luego de bromear con mis amigos acerca de la necesidad de tener un servicio público para que mejorara la calidad (elevando la forma e iniciando una discusión sobre el consentimiento, el deseo y la etiqueta para compartir fotos nudistas) decidí con seriedad crear uno. Esta tarde nació Critica la foto de mi ene.

Un sábado creé la cuenta critiquemydickpic@gmail.com. Cuando la abro, normalmente tengo docenas de saludos con antigüedad de hasta una semana, que tienen como asuntos cosas como "Pene mojado en la regadera" y "Parado en el trabajo!!" y "Lesbiana negra gordita dotada como un caballo".

Siempre siento de inmediato cuál será la calificación que reciba cada foto de pene. Hago esto desde hace años, y ahora reconozco por instinto si una foto de pene se merece una A+, una B- o una D.

Los reviso en orden cronológico, uno a uno, y hago un juicio rápido sobre la apariencia del pene en general. La mayoría de las fotos son de poca calidad, esfuerzos leves, pero de vez en cuando recibo alguna nivel MoMA. Si la foto es excelente o tan mala que sirve de ejemplo, o tiene alguna otra característica que valga la pena discutir, hago una nueva publicación en Tumblr, donde está alojado Critica la foto de mi pene, subo la imagen, y empiezo mi reseña.

Siempre siento de inmediato cuál será la calificación que reciba cada foto de pene. Hago esto desde hace años, y ahora reconozco por instinto si una foto de pene se merece una A+, una B- o una D. lo difícil es explicar la calificación para que esto sirva de retroalimentación

A lo largo de los años he descubierto que las buenas fotos de penes se caracterizan por dar importancia tres factores. El primero es que están enfocadas de tal manera que incluyen al menos una parte del torso y los muslos, y en ocasiones el cuerpo completo. El segundo es que aparecen las manos de quien la manda, lo que siempre da un poco de afecto e intimidad a la foto. El tercero es que tienen un tono sutil, ya sea porque el pene no se ve directamente, sino a través de los bóxers o jeans, o por medio del uso de la luz, ángulos favorables o escenarios cuidadosamente escogidos.

Por otra parte, las malas fotos de penes también comparten patrones similares. A la más común la he llamado "la foto del tronco": una foto de pene muy cercana tomada desde el punto de vista de quien la envía, con poco o nulo contexto. Son aburridas y nada eróticas, y desafortunadamente siguen siendo la mayoría de las que recibo, aunque incluir objetos para entender la escala, también es un disparate usual.

Por supuesto solo deberías enviarle la foto de tu pene a alguien que quiera verla (y debe ser de tu pene), así que asegúrate de mandarle después de obtener permiso: ya sea que intercambies fotos desnudas con una pareja de larga distancia o porque la persona con la que empiezas a salir quiere ver una foto de tu paquete.

Cuando escribo las reseñas tomo cuenta factores como iluminación, pose, tono, ángulo, encuadre y composición, pero nunca el tamaño del pene de quien manda la foto, ni cualquier otro detalle sobre su cuerpo. Critica la foto de mi pene es un proyecto inclusivo que acepta todo tipo de cuerpos, y evito burlarme por cosas como el tamaño o criticar aspectos corporales como el peso, vello, venas, narices o uñas.

Me enfoco estrictamente en la calidad de la fotografía, una peculiaridad de sitio que frustra a los hombres que solo quieren que les digan si su pene es grande o no, pero que ayuda a que sea un espacio positivo y acogedor para el resto. Me gusta pensar en Critica la foto de mi pene como un refugio del photoshopeo de imágenes perfectas que obsesiona a la cultura mediática y domina el resto del internet: por eso criticar cuerpos nunca será parte de lo que hago.

Recibo más fotos de las que puedo reseñar, y esto significa que más del 90% de las fotos de penes en mi bandeja de entrada no llegarán al sitio web. Quienes quieren asegurarse de que su foto aparezca reseñada en el sitio (y ayudarme a levantar la moral) pagan 25 dólares; y para los fotógrafos de penes más celosos de su privacidad, un email privado también está disponible por el mismo precio.

De esta manera obtengo un ingreso modesto con Critica la foto de mi pene, y hasta tengo algunos clientes que repiten. Entre escribir sobre mi experiencia, aparecer podcasts y programas de radio, y cobrando por la crítica a la medida de fotos de penes, he afinado el sitio para convertirse en un modesto pero saludable lugar de ayuda.

Pero no siempre puedo hacer dinero de Critica la foto de mi pene. El reciente cambio a "modo seguro" de Tumblr implica que los usuarios deben optar manualmente para ver material de adultos, y ha afectado a mi tráfico enormemente. Soy una de las muchas creadoras de contenido para adultos que se ha visto afectada por ese cambio de política (este enlace puede verse desde el trabajo, por cierto).

Es una lástima, porque no hay nada sórdido u ofensivo en el sitio. Fuera de que hay imágenes de cuerpos desnudos y muchos penes erectos, el sitio tiene un tono seco y juguetón, y contiene una calidas variedad de tipos de cuerpos. Muestra a hombres y mujeres: trans, genderqueer y cis: cuerpos gordos, flacos, jóvenes y viejos; y penes, ya sean de carne o silicón, de todo el mundo, incluyendo países como Japón, Brasil, Brancia, Indonesia, Italia, Estados Unidos y Sudáfrica.

Finalmente Critica la foto de mi pene es un ejercicio de vulnerabilidad, comunidad y la posibilidad de una cultura de compartir fotos desnudas más inclusiva, artística y consensual. Me parece que la mayoría de los hombres que envían fotos de penes buscan validación, pero como solo la reciben respecto al tamaño de su pene se enfocan exclusivamente en ese aspecto, en detrimento de los otros componentes de las fotos de penes que pueden hacerlas eróticas. (En la prisa por que les digan que sus penes están bien, suelen saltarse el consentimiento.)

A veces resulta desmoralizador tener que atravesar tantas fotos mediocres de penes, pues la calidad general ha mejorado a muy lenta velocidad, si acaso.

Una delas lecciones más importantes que pueden aprender los chicos es que cualquiera puede tomar una buena foto de su pene (los usuarios transmasculinos y las mujeres cis demuestran constantemente que nisiquiera necesitas un pene de carne para tener una gtan foto). Es más importante tomar en cuenta los deseos del destinatario. Sé generoso y creativo con la composición, y explota el poder de la sutileza.

Pero no puedo mentir: a veces resulta desmoralizador tener que atravesar tantas fotos mediocres de penes, pues la calidad general ha mejorado a muy lenta velocidad, si acaso. Ya no recibo tantas fotos de penes en mi vida diaria (mi expareja sentían una metapresión de mandarme fotos desnudo), y el proyecto ha cambiado drásticamente mi reacción a esas fotos: ya no pueden impactarme, molestarme o excitarme, aunque sigo apreciando los mejores esfuerzos.

Pero mientras Critica la foto de mi pene siga siendo un proyecto divertido e inspirador (y mientras siga habiendo mucho qué decir sobre el consentimiento, la aceptación del cuerpo y la desconexión artística de la mayoría de quienes envían fotos de sus penes), continuaré brindando retroalimentación constructiva y honesta a quien la solicite.

Es mi llamado de vida accidental, y ya no puedo parar.

Tumblr pertenece a Oath, la empresa matriz del HuffPost.

Este blog apareció originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y fue traducido por Víctor Santana.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.