UN MUNDO MEJOR
13/07/2018 2:26 PM CDT | Actualizado 13/07/2018 3:33 PM CDT

¿Qué es el 'pánico gay' y por qué ya no sería usado en juicios por crímenes de odio?

Los demócratas en Estados Unidos se preparan para prohibir el uso de esta figura legal porque, dicen, atenúa los crímenes de odio

Cientos de hombres y mujeres celebran el Día del Orgullo LGBTQ en San Francisco, California.  REUTERS/Elijah Nouvelage
Elijah Nouvelage / Reuters
Cientos de hombres y mujeres celebran el Día del Orgullo LGBTQ en San Francisco, California. REUTERS/Elijah Nouvelage

Si el presidente Donald Trump quiere retroceder la lucha de la comunidad LGBTQ+ por sus derechos, hay un grupo de legisladores demócratas que quiere llevar a su país un paso adelante.

En la misma semana que Trump anunció la nominación del ultraconservador Brett Kavanaugh a la Suprema Corte --un juez de 53 años que ha defendido la "objeción de conciencia" para quienes no quieran vender bienes o servicios a homosexuales --, el Congreso estadounidense se alista para prohibir el uso de un atenuante legal conocido como "pánico gay".

El "pánico gay" es un recurso que los abogados usan para excusar el comportamiento violento de sus clientes acusados de crímenes de odio: el concepto plantea que las personas heterosexuales sienten "pánico gay" cuando alguien de la comunidad LGBTQ+ les coquetea y, por ende, agredir o matar es un acto de defensa propia.

Por increíble que parezca, el argumento de "pánico gay" le ha valido la libertad a decenas de personas en Estados Unidos que han admitido matar a alguien por su orientación sexual.

Uno de los casos más recientes se visibilizó este año: en septiembre de 2015, James Miller, expolicía de la ciudad de Austin, Texas, bebía y escuchaba música con su vecino, el saxofonista David Spencer. En algún momento de la noche, Spencer quiso besar a Miller y éste, enojado, le apuñaló hasta matarlo.

"Tuve que hacerle saber que yo no soy gay", se justificó Miller, quien admitió su crimen y se entregó a la policía esa misma noche. La defensa del homicida alegó "pánico gay" y el juez admitió el recurso: en lugar de homicidio en primer grado --que pudo valerle 50 años de prisión-- Miller fue sentenciado por "homicidio negligente", un delito no grave que sustituye la prisión por 100 horas de servicio comunitario y 11 mil dólares en "restitución de daños".

Pero el uso de ese recurso legal podría llegar a su fin en los próximos meses.

El congresista Joseph Kennedy y el senador Ed Markey presentaron esta semana una propuesta de ley que prohibiría a todos los jueces del país admitir un argumento igual o similar al "pánico gay".

"Asesinar o agredir a alguien por su orientación sexual o identidad de género no es defenderse, es un crimen de odio. Los vacíos legales que están en nuestras leyes para justificar ataques contra nuestra comunidad LGBTQ nunca debieron existir", aseguró en un comunicado Joseph Kennedy, descendiente del finado presidente John F. Kennedy.

"Me siento orgulloso de presentar esta propuesta de ley junto con el senador Edward Markey y creo que nuestros compañeros demócratas harán eco en la urgencia de asegurarnos que el odio no sea permitido en nuestros juzgados".

Hasta ahora, el "pánico gay" es un argumento estrictamente prohibido en solo tres estados: California, Illinois y Rhode Islands. Si la propuesta de ley es aprobada por el Poder Legislativo de Estados Unidos, la prohibición se haría efectiva a nivel nacional.