MÉXICO
13/07/2018 5:59 PM CDT | Actualizado 13/07/2018 5:59 PM CDT

Grupo Riobóo se deslinda de parte colapsada de Artz Pedregal

El abogado de la empresa Alberto Woolrich calificó las declaraciones del jefe de gobierno capitalino sobre negligencia como desafortunadas.

Bloomberg via Getty Images

Grupo Riobóo afirmó que la estructura que se colapsó de la plaza comercial Artz Pedregal no fue diseñada por ellos.

Según el sitio web Archdaily, para su levantamiento el proyecto se dividió en diversas áreas, una de las cuales tiene que ver con la parte de ingeniería estructural, la cual estuvo a cargo de Grupo Riobóo.

En un comunicado difundido este viernes, la empresa aseguró que "la parte colapsada el pasado día 12 de julio, es una estructura metálica que no formó parte de los procesos de cálculo y diseño estructural".

Explica que ellos diseñaron estructuralmente lo que se refiere a las estructuras de concreto que conforman la edificación.

Riobóo hizo énfasis en que ninguna de las empresas del grupo construye obras y detalló que colaborarán con las autoridades para realizar los peritajes que correspondan.

Grupo Riobóo

Alberto Woolrich, representante legal de la empresa, manifestó en entrevista con Aristegui Noticias, que las declaraciones del jefe de gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva sobre que hubo negligencia, son desafortunadas y que lo más prudente es esperar la opinión de los peritos.

"Considero desafortunadas algunas expresiones que han referido que existe negligencia sin tener los conocimientos técnicos para ello [...] creo que fue muy precipitada y desafortunada la expresión porque pone en tela de juicio la capacidad de dos empresas (Riobóo y Sordo Madaleno) que son muy sólidas, que tienen una trayectoria limpísima, que están alejadas de cualquier situación de corrupción y mal informa a la opinión pública", abundó.

El nombre de José María Rioboó empezó a sonar en los últimos meses, luego de que Ricardo Anaya, mencionara en el último debate que cuando Andrés Manuel López Obrador fue jefe de Gobierno de Ciudad de México le asignó contratos millonarios sin licitar, uno de ellos para construir el segundo piso del Periférico.