INTERNACIONAL
12/07/2018 9:09 AM CDT | Actualizado 12/07/2018 9:16 AM CDT

Trump asegura que los británicos "lo quieren mucho", pero este video demuestra lo contrario

Qué mejor que 'La marcha imperial' para demostrarle un punto a Trump.

Donald Trump parece no verse afectado por los tres días de protestas planificadas contra él y asegura que la gente de Reino Unido "me quiere mucho".

En medio de una tensa cumbre de la OTAN con otros líderes mundiales, el presidente de Estados Unidos dijo a los periodistas durante una conferencia de prensa sorpresa: "Me quieren mucho en Reino Unido. Creo que están de acuerdo conmigo en inmigración". Agregó: "Creo que es por eso que el brexit sucedió".

Pero antes de que Donald Trump llegue a Reino Unido a la hora del almuerzo, al menos un video en redes sociales sugiere que el presidente de Estados Unidos podría estar equivocado.

Miguel Santana da Silva tuvo la suerte de videograbar lo que parecía ser la caravana presidencial —menos a Trump que todavía estaba en Bruselas—, cuando pasó por Camden el jueves por la mañana.

Ambientada en los ominosos tonos de La Marcha Imperial de La guerra de las galaxias, Da Silva dejó muy en claro sus sentimientos hacia Trump a quienquiera que estuviera conduciendo, aunque tuvo cuidado de señalar que su protesta no iba dirigida contra los policías que la acompañaban.

Otro espectador, David Thair, publicó un video de los mismos vehículos que pasaban por Camden Road, y preguntó: "¿Acaso... mi autobús se detuvo para la fiesta de Trump? No podía creer cuántos vehículos había".

No esperábamos al camarada Trump y su asquerosa caravana de automóviles por la parada de Camden Sainsbo hoy. Aquí hay una bienvenida en Londres para un basurero naranja.

Aunque Da Silva nació y creció en Portugal, la reacción a su tuit sugiere que ha aprovechado un sentimiento más amplio.

Hacer el trabajo de Dios, hijo mío.

¿Cuántos autos necesita un hombre-bebé mandarina? ¡Bien hecho por saludarlo tan cálidamente!

Muy bien hecho, amigos. Me hiciste reír.

La caravana presidencial, que generalmente incluye dos limusinas idénticas apodadas La Bestia, y otros vehículos de seguridad y comunicaciones, fue trasladada por un avión de transporte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

La Bestia es una limusina blindada negra de siete asientos que, según los informes, costó 2 millones de dólares estadounidenses y está diseñada para brindar a Trump la máxima protección.

Se puede convertir en una habitación de pánico sellada con tanques de oxígeno, cámara de visión nocturna y chapa de acero reforzado que se dice que es capaz de resistir balas, ataques químicos y bombas.

El Cadillac tiene llantas reforzadas con Kevlar y llantas de acero que pueden mantener el vehículo en movimiento incluso si las llantas han sido destruidas.

Botellas con el tipo de sangre del presidente se llevan a bordo en caso de una emergencia médica, y un teléfono satelital permite que se mantenga la comunicación desde cualquier parte del mundo.

Además de ser capaz de defender al presidente, el automóvil también presenta una gran cantidad de capacidades de ataque, como una escopeta de acción de bombeo y un cañón de gas lacrimógeno.

Quizás algo a tener en cuenta si estás pensando en mostrarle el dedo tú mismo...

Este texto se publicó originalmente en HuffPost UK.