MÉXICO
11/07/2018 11:55 AM CDT | Actualizado 11/07/2018 12:04 PM CDT

Sánchez Cordero busca ofrecer la Ley de Voluntad Anticipada a todo México

Consagrar el derecho a una muerte digna, el propósito de la futura secretaria de Gobernación.

Science Photo Library / AGF Science Photo Library / AGF

El próximo gobierno mexicano, encabezado por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, promoverá en todo México la Ley de Voluntad Anticipada, que contempla el derecho a una muerte digna para un enfermo terminal.

"Se promoverá en todo el territorio la Ley de Voluntad Anticipada, y en todas las entidades federativas que aún no cuenten con ella se promoverán reformas en los códigos civiles para consagrar el derecho a una muerte digna", dijo la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Sánchez Cordero, exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dio a conocer esta postura en una reciente conferencia en el Colegio de Notarios de Ciudad de México, que divulgaron medios locales este miércoles.

La Ley de Voluntad Anticipada permite a un enfermo expresar por adelantado el tipo de tratamiento médico que se quiere recibir ante enfermedades terminales o accidentes.

Entre otros puntos, esta ley regula la decisión de las personas de ser o no sometidas a procedimientos médicos o tratamientos que puedan alargar su vida en la etapa terminal, cuando ya no se pueda mantener de forma natural.

En México, Ciudad de México, Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila y Estado de México, entre otros cuentan con esta legislación.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Muerte Digna 2016 elaborada por la entidad Por el Derecho a Morir con Dignidad (DMD), el 68.3% de los mexicanos se posicionan en favor de la opción de poder adelantar la muerte en caso de que la persona esté en fase terminal, mientras que 31.7 % están en contra.

Sin embargo, en esta encuesta los resultados fueron más cerrados cuando se preguntó a la población si estaba de acuerdo con que sea el médico quien ayude a morir proporcionando sustancias letales, con el 56.4% en favor por el 43.6% en contra.

Cabe diferenciar la eutanasia del suicidio asistido, siendo la primera cuando el médico aplica una inyección letal a un paciente en estado terminal, y la segunda, cuando el paciente mismo se administra un fármaco prescrito por el médico.

El próximo 1 de diciembre asumirá la presidencia el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que ganó las pasadas elecciones con una holgada ventaja de más de 30 puntos respecto del segundo aspirante.

Video sugerido