ENTRETENIMIENTO
09/07/2018 11:13 AM CDT | Actualizado 10/07/2018 10:21 AM CDT

Lo bueno, lo malo y lo pésimo del regreso de 'La Academia'

Este domingo 8 de junio, TV Azteca revivió su famoso reality show "La Academia".

Instagram.com

Adal Ramones y La Academia están de regreso en la televisión nacional. Este domingo 8 de junio, TV Azteca revivió su famoso reality musical, el cual no convenció a los tuiteros. Pero antes de criticar el show, tenemos que hablar de lo bueno.

1. Lo viejo siempre funciona

¿Será el efecto nostalgia que nos hizo prender la tele anoche para ver el programa más exitoso de la cadena del Ajusco? Puede ser, pero también la curiosidad jugó un papel muy importante. Ver a Adal Ramones en dicha televisora fue un recordatorio sobre lo que sucede actualmente en las empresas, nada es de nadie.

2. Los jueces: Arturo López Gavito y Horacio Villalobos serán, seguramente, los mediadores "malos" y anoche lo demostraron con comentario ácidos que rallaron en lo grosero. En cuanto a Edith Márquez, ¿quién podría atreverse a discutir con ella cuando tiene una de las voces más potentes del gremio? Y, Edwin Luna, vocalista de La Trakalosa, quien todavía no le encontramos su papel.

3. La diversión de los domingos por la noche. Luis Miguel la serie termina este domingo 15 de julio, así que ya tendremos tiempo libre para ver la evolución de los concursantes.

Lo malo

¿Quién hizo la selección de los concursantes? Si algo nos quedó claro, porque no dejaron de repetirlo, es que los 17 alumnos + uno, no habían sido entrenados por nadie. Tal cual los seleccionaron, tal cual cantaron y vaya que se notó.

Por mucho que Ramones quiso suavizar a los jueces, estos fueron directos y a la yugular. Incluso, uno que otro le dijeron a ciertos concursantes que venían a cantar, no a dar show ni a conquistar corazones. Y, por una parte tienen razón, pero el carisma es el que conquista al público. ¿Recuerdan a Jolette? ¿Aquella mujer que no cantaba nada y que Lolita Cortés criticaba cada noche, pero el público la salvaba? Pues aquí puede suceder lo mismo.

Otra parte negativa fueron las historias de vida. ¿Por qué usar las tragedias de los concursantes para crear "lástima" en el público? No quiero ser insensible. Sí me dio pena escuchar la historia de una joven que se enteró que mataron a su papá por teléfono, pero... ¿no es, una vez más, lucrar con la vida de la gente?

De hecho, estas historias sirvieron para hacer chistes y comentarios sarcásticos en Twitter:

Esto, muy importante. Tuvieron que pasar aproximadamente 40 minutos para que los concursantes empezaran a cantar:

No es por comparar, pero...

Es el mismo formato, pero con nombre diferente y personajes, pero ¡por Dios! Después de ver a los participantes y compararlos con shows como The Voice, te quieres dar un tiro en el pie y te revuelcas del coraje porque... ¿que en México no podemos tener contenido de calidad?

Los jóvenes que participan en esos reality shows muestran un compromiso y talento, ¿a poco en el país no tenemos eso? ¡Claro que sí! Pero, al parecer, aquí tenemos que conformarnos con que no canten con "gallos".

Ya, ya, ya sé, apenas van a empezar sus clases, pero ¿de esas 130 mil solicitudes que dicen que llegaron no hubo jóvenes con voces como la de Yuridia, quien por cierto, salió de La Academia?

¿Estoy mal yo? No lo creo, después de leer cientos de mensajes en Twitter, me di cuenta que muchos pensamos igual:

Total, la gala -que pareció maratón- terminó con 15 concursantes que pelearán por el primer lugar de esta nueva generación de La Academia.

TV Azteca tiene en sus manos todo para explotar la imagen de Adal Ramones y crear un fenómeno parecido al que han tenido con Master Chef. Pero, sobre todo, demostrar que en México se pueden hacer programas de calidad y artistas que se queden y no sean llamaradas como normalmente pasa con estos formatos.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

VIDEO SUGERIDO