NEGOCIOS
09/07/2018 7:07 AM CDT | Actualizado 09/07/2018 7:09 AM CDT

Freno a las gasolinas cuesta casi 108 mil mdp

Cobrar un IEPS a los combustibles por abajo de la tasa aprobada significa un gasto fiscal, informó Hacienda.

Jose Luis Gonzalez / Reuters

Durante este año la Secretaría de Hacienda prevé un gasto fiscal por 107 mil 816 millones de pesos (mdp) en los estímulos que aplican en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a combustibles automotrices, que tienen como finalidad suavizar el incremento brusco en el precio del litro de gasolina y diésel.

Este monto es cercano a los 110 mil mdp que son necesarios para fondear el programa propuesto por el virtual presidente, Andrés Manuel López Obrador, para dotar de becas a los "mal llamados ninis" y pagarles un salario para que aprendan un oficio.

De acuerdo con el Presupuesto de gastos fiscales 2018, los 107 mil 816 mdp que Hacienda prevé que se dejen de recaudar, por el estimulo que aplica al IEPS de combustibles, representan el 12.5% de todo el gasto fiscal estimado para este año, que asciende a 864 mil 604 mdp.

Hay que resaltar que el monto que dejará de recaudarse por el estímulo a gasolinas y diésel es superior en un 60.9% al gasto fiscal ejercido por este concepto durante 2017; ya que, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, estos subsidios tuvieron un costo de 67 mil mdp durante el año pasado.

Horacio Sierra/Excélsior

Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base, explicó que el incremento en los gastos fiscales por concepto de los estímulos aplicables al IEPS de combustibles automotrices, se explica en gran parte por el incremento en el precio el precio del petróleo y la fuerte depreciación que ha tenido el peso frente al dólar, que son dos de los componentes principales que determinan el precio de los combustibles en el mundo.

Así, ante el incremento del precio del petróleo, el cual ha registrado una tendencia ascendente desde finales de 2016, el costo de las gasolinas y el combustible es mayor.

Lo anterior, implica que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios que se aplica desde 2014 a los combustibles automotrices registra también un incremento, encareciendo aún más el precio final de la gasolina y el diesel a los consumidores.

Ante este escenario, el gobierno federal publica cada viernes, los montos y porcentajes que subsidiará del IEPS a combustibles, con la finalidad de evitar incrementos bruscos en el precio final.

Excélsior

Esta semana, por ejemplo, el estímulo que se aplicará al impuesto sobre la gasolina magna es del 56.82%; lo que significa que el gobierno federal cobrará menos de la mitad de este gravamen.

En el transcurso de este año, este subsidio alcanzó su nivel máximo del 75%, en línea con el aumento en el precio del petróleo, mismo que se prevé siga incrementándose a lo largo del año; de ahí que en este 2018, el gobierno federal tenga que ejercer un mayor gasto fiscal por el estimulo al IEPS de combustibles.

"En la última semana, el precio del WTI ganó un 5.61%, mientras que el precio del Brent mostró un aumento del 3.52%, ante el anuncio de la OPEP y sus aliados de incrementar la producción de crudo en 700 y 800 mil barriles por día", explicó Siller.

Mario Morales, vicepresidente fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, recordó que el IEPS sobre combustibles, representa entre el 30% y el 40% del precio final de la gasolina; por lo que, ante el aumento en el precio del crudo y la necesidad de subsidiar más de la mitad de dicho impuesto es necesaria una discusión sobre la eliminación de este gravamen.

"Es necesario replantearse la existencia del IEPS a gasolina o estudiar que se reduzca el gravamen dado el alto subsidio", concluyó.

Este texto se publicó originalmente en Dinero en Imagen.