UN MUNDO MEJOR
06/07/2018 11:59 AM CDT | Actualizado 06/07/2018 12:59 PM CDT

Por primera vez, México ofrece una recompensa para atrapar a una 'madrota'

La recompensa de un millón y medio de pesos busca hacer justicia para decenas de mujeres

María Alejandra de Pavía Monteagudo manejaba una red de explotación sexual dentro de un tabledance de lujo en la Ciudad de México. FOTO: Rodolfo Angulo/Cuartoscuro.com
Rodolfo Angulo/Cuartoscuro.com
María Alejandra de Pavía Monteagudo manejaba una red de explotación sexual dentro de un tabledance de lujo en la Ciudad de México. FOTO: Rodolfo Angulo/Cuartoscuro.com

A la lista de los hombres y mujeres por quienes el gobierno mexicano está dispuesto a pagar una recompensa por su detención, se sumó esta semana una persona con un historial nunca antes incluido por la Procuraduría General de la República: la primera tratante de personas, acusada de explotar sexualmente a decenas de mujeres jóvenes.

Se trata de María Alejandra de Pavía Monteagudo, investigada por su presunta participación en una red de delincuencia organizada que obligó a decenas de mujeres a prostituirse dentro del extinto tabledance Solid Gold, ubicado en la Zona Rosa, donde operaba como prostíbulo de lujo para empresarios, políticos y celebridades.

Según una investigación federal abierta en diciembre de 2015 por la Unidad Especializada en Investigación de Tráfico de Menores, Personas y Órganos, el Solid Gold tenía licencia de bar con espectáculo de baile, pero adentro era, en realidad, una casa de seguridad para bailarinas mexicanas o extranjeras, a quienes reclutaban con el engaño de que trabajarían como bailarinas de ballet o maquillistas.

Cuando las mujeres llegaban al Solid Gold, María Alejandra de Pavía y otros cómplices les retenían sus identificaciones personales y las atacaban sexualmente, para luego ofrecerlas a los clientes que pagaban hasta 20 mil pesos por tener relaciones con ellas. Si alguna quería huir o contar a un cliente lo que le sucedía, eran golpeadas y privadas de su libertad en departamentos cercanos al tabledance.

Bajo la supervisión de María Alejandra de Pavía, el Solid Gold operó entre la década pasada y 2013 con la tolerancia de las autoridades delegaciones y de la Ciudad de México. Fue hasta que la actual fiscal antitrata de la capital del país, Juan Camila Bautista, inició operativos sorpresa contra los tabledance de la ciudad que se descubrieron éstas redes de explotación sexual, que se castigan hasta con 60 años de prisión.

Esta semana, el encargado del despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, anunció que la dependencia a su cargo pagará un millón y medio de pesos a quien ofrezca información creíble y verificable sobre el paradero de María Alejandra de Pavía, prófuga desde hace varios años.

El anuncio de la recompensa ha sido celebrado por organizaciones que luchan contra la explotación sexual en México, como la ONG Comisión Unidos contra la Trata, por considerar que iguala el combate de este delito con otros crímenes de alto impacto, como el secuestro, el homicidio y el narcotráfico.