MÉXICO
06/07/2018 11:24 AM CDT | Actualizado 06/07/2018 4:33 PM CDT

El caso Dámaso López, 'mano derecha del Chapo', y su extradición a EU

Fue subdirector del penal de Puente Grande en 2001, cuando Guzmán estaba recluido ahí y disputó el liderato del cártel de Sinaloa tras la captura del Chapo.

Dámaso López, el Licenciado, es escoltado en mayo de 2017.
Carlos Jasso / Reuters
Dámaso López, el Licenciado, es escoltado en mayo de 2017.

México extraditó a Estados Unidos a Dámaso López, quien sería un "testigo clave" contra el capturado Joaquín "el Chapo" Guzmán, fundador del Cártel de Sinaloa y quien actualmente enfrenta un proceso judicial en Nueva York, informó este 6 de julio la PGR.

"Esta madrugada, en Ciudad Juárez, Chihuahua (norte), fue entregado en extradición Dámaso López, alias el Licenciado, quien llegó a ser mano derecha de Guzmán", dijo en un mensaje a medios Alberto Elías, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del Procurador General de la República.

López, "potencialmente un testigo clave" en contra de Guzmán, será procesado en una corte de Virginia, en el este de Estados Unidos, por la probable "comisión de los delitos de asociación delictuosa y delitos contra la salud", añadió el funcionario.

PGR

Durante el mensaje, fueron difundidas imágenes del reo: en un video es escoltado por militares y policías encapuchados en un hangar, mientras una foto lo muestra esposado, vistiendo uniforme carcelario, a bordo de un avión.

López, quien disputó el liderato del cártel de Sinaloa tras la captura del Chapo Guzmán, fue aprehendido en mayo de 2017 durante un aparatoso operativo en Ciudad de México, encabezado por el ejército.

Esta captura desencadenó una ola de enfrentamientos armados y homicidios en Sinaloa, al atizarse las pugnas por el trono del imperio de las drogas.

El Licenciado fue subdirector del penal de Puente Grande en 2001, cuando Guzmán estaba recluido ahí.

Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, López llegó a ser un gran lugarteniente narcotraficante del cártel de Sinaloa tras ayudar al Chapo a realizar su primer escape de esa prisión de máxima seguridad.

En mayo de 2017, Alejandro Hope, analista de seguridad, relató que un hacker contratado por Dámaso López se acercó a las autoridades para colaborar y cobrar la recompensa que se ofrecía por el Licenciado.

Según algunos medios, Guzmán es padrino del hijo de López, quien formó un brazo armado del cártel de Sinaloa y en julio del año pasado se entregó a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en una garita fronteriza con México.

Tras permanecer 13 años prófugo, Guzmán fue detenido de nuevo a principios de 2014, aunque logró escapar por segunda vez a mediados de 2015. Las autoridades lo recapturaron en enero de 2016 y lo extraditaron un año después a Estados Unidos, donde su juicio está programado para septiembre de 2018 en una corte de Nueva York.

Para México y Estados Unidos "hay un interés jurídico para que el juicio y la sanción contra Guzmán sean exitosos".Alberto Elías Beltrán

Principales etapas de un procedimiento de extradición

Las Procuradurías Generales de Justicia y/o Fiscalías Generales o las áreas investigadoras de la PGR solicitan la intervención de esta Institución para iniciar un procedimiento de extradición de una persona ubicada en el extranjero que cuenta con un mandamiento judicial vigente y ejecutable.
La PGR es la que debe conocer de conformidad a lo establecido en nuestra Constitución Política, pues es la facultada para intervenir en los procedimientos de extradición.
La Dirección General de Procedimientos Internacionales, que pertenece a Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales (SJAI), revisa y analiza si la solicitud reúne los requisitos previstos en el Tratado bilateral aplicable o bien la Ley de Extradición Internacional a falta de aquel.
Al hacer su solicitud, las Procuradurías y/o Fiscalías Estatales deben cumplir con lo establecido en el Convenio de Colaboración que celebran la PGR, la Procuraduría General de Justicia Militar y las Procuradurías y Fiscalías Generales de Justicia de las entidades federativas. En el caso de las autoridades federales deben cumplir con lo establecido en la Circular C/005/99 (*) . En caso de que falte información y/o documentación se informará a la autoridad investigadora.
Una vez localizada la persona en el extranjero y se ha descartado que se trate de una homonimia, es decir, se asegura que es la persona requerida en extradición, se elabora una solicitud de detención provisional con fines de extradición o una petición formal; asimismo, las solicitudes y/o peticiones formales se acompañarán de los documentos que soporten las mismas.
Las solicitudes de detención provisional con fines de extradición o las peticiones formales deben ser presentadas ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien es la dependencia facultada para cursarla por la vía diplomática.
En esta etapa la SRE se encuentra facultada para analizar que la solicitud y/o petición de extradición cumple con los requisitos establecidos en los Tratados Internacionales o los requisitos en materia de extradiciones del país requerido. Una vez analizada, la Cancillería por medio de la representación diplomática en el país requerido se encargará de presentarla a la autoridad central de dicho Estado mediante una nota diplomática.
Las autoridades del Estado requerido detienen a la persona reclamada e inicia el procedimiento de extradición con una autoridad judicial. Durante esta etapa, el reclamado contará con una defensa adecuada que lo asistirá en el procedimiento, por lo que en ocasiones el proceso puede ser prolongado, y es muy importante la comunicación entre las autoridades mexicanas con las del Estado requerido para soportar la solicitud. En algunas ocasiones en esta etapa los reclamados consienten en su extradición y se agiliza su entrega.
Una vez que termina la etapa judicial, se turna el asunto dependiendo de cada país a otra Instancia en donde el Estado requerido resuelve sobre la procedencia de la extradición. Se debe aclarar que cada país cuenta con su propio procedimiento interno en el que se definen las instancias a las que pueden acudir los extraditables.
El Estado requerido CONCEDE o NIEGA la extradición, cabe señalar que pueden ser recurribles ambas decisiones tanto por la defensa del reclamado como por la Fiscalía que defiende la postura del gobierno mexicano reclamante. Por lo que se continúa con esta etapa hasta que la resolución de CONDEDIDO o NEGADO se encuentre firme. Si la resolución es positiva se continúa con el procedimiento de extradición, en caso contrario, se concluye el mismo y se deja en libertad al reclamado.
Si la resolución definitiva es CONCEDIDA, la extradición es notificada por las autoridades del Estado requerido a las autoridades de México, por lo que se inicia la coordinación para el traslado del extraditable a territorio nacional.

*Con información de Agence France-Presse.