MÉXICO
06/07/2018 11:50 AM CDT | Actualizado 06/07/2018 4:32 PM CDT

Detienen padres del Rébsamen demolición "hasta que se esclarezcan los hechos"

Acusan premura en la notificación, dicen no estar contra la demolición, pero que antes se dé repuesta en la investigación; autoridades de Tlalpan prometen restaurar mesas de diálogo.

Cuartoscuro.

Las padres de los niños que fallecieron en el Colegio Enrique Rébsamen el 19 de septiembre de 2017 se opusieron a la entrada de maquinaria pesada con la que se tenía la intención de empezar con las labores de demolición de los restos de la escuela.

Los inconformes acusan que las autoridades no han dado respuesta a su petición de justicia, pues hace un mes la fiscalía canceló las mesa de trabajo con los padres afectados.

"Quieren demoler el colegio #Rebsamen cuando aún hay cosas que no se han investigado y quedan muchas más por aclarar... Hay padres y familiares que necesitamos que no se demuela. Aquí el aviso de menos de 24 horas de aviso. Estaremos fuera de la escuela y aceptamos su apoyo", escribió una de las inconformes en su cuenta de Twitter, a la vez que compartía la notificación recibida:

La fiscal de Tlalpan, Alicia Rosas, se dirigió hacia los padres y vecinos para informar que los peritos habían determinado que era preciso iniciar las labores de demolición, pues las trabes y vallas que se mantienen de pie son inestables y un sismo de mínima magnitud puede causar más daños.

Aldo Mejía.

Los padres acusaron que la fiscalía les notificó sobre la demolición la tarde del 5 de julio sin dar mayor explicación sobre la premura y de no haber mantenido comunicación con sus representantes legales. La fiscal Rosas dijo que estaba ahí un grupo multidisciplinario encabezado por el primer perito que había revisado los escombros luego de las labores de rescate.

"Por la manera en que están colapsadas las columnas y los muros, un sismo, por más grande o pequeño que sea, puede causar un mal mayor a los vecinos colindantes", mencionó el perito, "es por ello que tenemos que hacer un mapeo la zona para empezar con la demolición".

Cuartoscuro.

Los padres dejaron en claro que no están en contra de que se hagan las labores de demolición, pero manifestaron que su molestia era por el proceder de las autoridades y solicitaron que se involucrara en el esclarecimiento de los hechos, pues hasta ahora no hay ningún detenido.

Mónica Ortega, madre de una de las niñas que perecieron en el siniestro, dijo que habrían de montar guardias para evitar que las autoridades empezaran la demolición de forma arbitraria, sin tomarles en cuenta. Por su parte, la fiscal, Alicia Rosas se comprometió a restaurar las mesas de trabajo con los afectados.