ENTRETENIMIENTO
02/07/2018 11:16 AM CDT | Actualizado 02/07/2018 1:01 PM CDT

Adiós, quinto partido; pudo haber sido un placer: Selección Mexicana

La Selección Mexicana se despide del Mundial de Rusia 2018 tras perder en octavos de final en contra de Brasil.

  Miguel Layun tirado en el césped luego de que la Selección Mexicana perdiera contra Brasil
David Ramos - FIFA via Getty Images
Miguel Layun tirado en el césped luego de que la Selección Mexicana perdiera contra Brasil

El quinto partido de la Selección Mexicana no llegó, otra vez. La victoria apareció en Samara pero no para encontrarnos a nosotros, sino a los hermanos brasileños.

Los números parecían estar de nuestro lado, durante los últimos 15 enfrentamientos entre ambos equipos habían dejado siete victorias para México, cinco para Brasil y 3 tres empates. El combinado de Juan Carlos Osorio lo sabía, solo había que hacer cosas chingonas.

Durante los primeros el mundo atestiguó el ímpetu sobrado de los mexicanos, tiros al arco de Allison Becker y faltas que dejaron a los sudamericanos tendidos en el suelo en más de una ocasión.

Edson Álvarez inició la justa marcando falta, Héctor Herrera, entre patadas y empellones no lucía al 100%. Pero los ánimos no decayeron...

En un acto de solidaridad y confianza, Osorio le obsequió a Rafael Márquez la oportunidad de convertirse en el primer futbolista en portar en el gafete de capitán durante cinco mundiales distintos.

Mientras tanto, el esquema tricolor no permitía a los brasileños llegar a la guarida de Guillermo Ochoa, quien impidió la gloria de gol durante el último enfrentamiento entre estas dos escuadras en la fase de grupos del Mundial de Brasil 2014.

Con velocidad y presión, Carlos Vela repartió, Hirving Lozano desbordó y Javier Hernández lo intentó. Contragolpes que comprometieron el travesaño del portero nacido en Río Grande sin haber perpetrado una estocada definitiva.

AFP

En completa e involuntaria sincronía, Coutinho amenazó con derechazo y Carlos Vela respondió volando el balón a la tribuna.

Al minuto 32 se salvó México gracias al redentor de los guantes. Ochoa detuvo un disparo de Gabriel Jesús dentro del área. Y así inició la debacle de la propuesta mexicana...

Álvarez olvidó una de los vicios más distintos de Neymar y decidió regalar una falta, y la primer tarjeta amarilla, en una jugada que era tan peligrosa como una camada de gatitos que amamos ver en videos por internet.

David Gray / Reuters
Edson Álvarez cometió falta a Neymar.

Transcurrieron 45 minutos en los que el cuadro de Osorio mandó alertas pero no causó ningún peligro.

En el campo, Rafael Márquez terminó su último partido en un mundial y abandonó el campo al minuto 46. En su lugar entró Miguel Layún. En las gradas los mexicanos, cumpliendo su rol, contrarrestaron el barullo de la hinchada verdeamarela.

Chris Brunskill/Fantasista via Getty Images
Rafael Márquez es el primer jugador en la historia en portar el gafete de capitán durante cinco mundiales seguidos.

En la banca el profe Osorio revisaba sus apuntes con el más joven de los hermanos dos Santos. Ojalá lo hubiera hecho asimismo con Luis Fernando Tena, presunto culpable del triunfo de oro que el Tri obtuvo a costa del once de Brasil en un lejano 2012.

Gallardo, en un ataque de inexplicable narcisismo robó el balón para no compartirlo con sus compañeros -desmarcados- y así tirar un cañonazo -que voló fuera del campo.

50': el inicio del fin. Neymar llegó puntual a su cita en el segundo poste para acomodar la gorda entre las redes custodiadas por Ochoa.

Pero ¿qué le pasó al Herrera que neutralizó al mismísimo Hulk en 2014? Si alguien lo encuentra, avísenle que fue amonestado en el minuto 54.

Jonathan dos Santos entró luego de que prescindieran de Edson en el terreno de juego con la única esperanza demostrar con goles por qué el Galaxy de la MLS pagó 5.8 millones de dólares para tenerlo entre sus filas.

Insoportable. Desde el minuto 60 y a costa de las ilusiones de los mexicanos, el once de Tite se adueñó del esférico.

Ulrik Pedersen via Getty Images
Edson Álvarez no pudo marcar a Neymar en distintos momentos del partido.

Salcedo cayó... pero en las provocaciones del delantero del PSG y se llevó un cartón amarillo. El tercero para el cuadro mexa.

México suele protagonizar historias en las que la liberación nos alcanza, aunque sea en los últimos suspiros. Ningún gobierno ha prohibido soñar ni privatizado las fantasías. así que no fue difícil para la afición mexicana seguir al pie del balón al otro lado del mundo.

JOHAN ORDONEZ via Getty Images
Fans de México vieron el partido en la plancha del Zócalo capitalino.

Coutinho partió en el minuto 86 y pensamos que estaríamos fuera de peligro. Roberto Firmino entró en su lugar. No pasaron más de dos minutos cuando Firmino, con destreza, terminara por aniquilar el sueño mexicano: adiós, quinto partido.

El júbilo de unos es, en muchos escenarios paralelos, la aflicción de otros. Brasil se convirtió en el equipo con más goles anotados en toda la historia de la Copa del Mundo con 227 dianas.

- via Getty Images
Roberto Firmino anotó gol solo dos minutos después de haber ingresado al campo.

Cuando Chicharito nos impulsó a imaginar cosas chingonas quizá no se refería a hacer historia por la mala, pero si la afición mexicana se va a lamentar, hay que hacerlo bien: con esta eliminación, el Tri se convirtió en el primer equipo en ser eliminado seis veces consecutivas en octavos de final. En contraste, el conjunto brasilero ha pasado de esta fase en ocho ocasiones.

Que la urgencia por que pasen cuatro años para volvernos a colar a la fiesta más bella del balompié acelere una cuarta o quinta ( o las que sean necesarias) transformación en el futbol mexicano que ponga en perspectiva que en México sí se hacen cosas chingonas, que en México sí hay talento y que en México se quiere ganar. Y sobre todo, para que el quinto partido, no sea un estigma, sino todo un placer.