INTERNACIONAL
29/06/2018 10:10 AM CDT | Actualizado 29/06/2018 10:18 AM CDT

El sospechoso del tiroteo en 'Capital Gazette' los demandó por difamación en 2012

El tiroteo en Annapolis, Maryland, dejó cinco muertos y dos heridos. Un exeditor relata las amenazas previas del sospechoso.

El sospechoso en el tiroteo en la sala de redacción de Capital Gazette en Maryland el jueves tuvo una larga disputa con el periódico, al que demandó por difamación en 2012, de acuerdo con varios informes y un exeditor del diario.

La policía identificó el viernes a Jarrod Ramos, de 38 años, de Lauren, Maryland, como el sospechoso del ataque, que dejó cinco personas muertas y dos heridas. Ha sido acusado de cinco cargos de asesinato en primer grado y tendrá una audiencia de libertad bajo fianza el viernes por la mañana, según documentos judiciales. The Washington Post también obtuvo una copia de un mensaje enviado a la policía de Maryland que identificó a Ramos, aunque las autoridades todavía tienen que identificar públicamente al sospechoso.

Ramos, un residente de Laurel, Maryland, presentó una demanda por difamación contra Capital Gazette Communications, su editor y un columnista, Eric Hartley, en 2012 sobre un artículo sobre un caso de acoso criminal en su contra. La historia incluía detalles sobre el comportamiento de Ramos hacia una mujer que rechazó sus avances, que incluyó "meses de correos electrónicos en los que [él] alternativamente pidió ayuda, la llamó con nombres vulgares y le dijo que se suicidara", escribió Hartley en ese momento. Ramos se declaró culpable en el caso.

Sin embargo, se sintió ofendido por la cobertura del periódico y se representó a sí mismo en la demanda. Ramos perdió el caso inicial y una apelación en 2015.

"Es casi seguro que un abogado le hubiera dicho que no procediera con este caso", escribió el tribunal en su opinión después de la apelación. "Revela una falla fundamental para entender qué es la ley de difamación y, más particularmente, qué no es la ley de difamación".

Tom Marquardt, que se desempeñó como editor ejecutivo y editor de Capital Gazette Communications hasta 2012, describió frecuentes encuentros con Ramos durante su dirección, señalando que el hombre a menudo hacía amenazas públicas contra la organización de noticias. El editor dijo que trabajó con o contrató a cuatro de las personas que murieron en el ataque del jueves.

"Él estaba en nuestro radar tanto que había publicado una foto en la recepción por si llegaba", dijo Marquardt a HuffPost en una entrevista telefónica, señalando que la compañía estaba en un edificio separado en ese momento, pero la oficina era relativamente accesible para el público. "Nos sentimos particularmente vulnerables en ese caso y sentimos que todo el personal estaba en peligro".

Marquardt dijo que la demanda de Ramos, en la que se le mencionaba, se archivó mientras todavía trabajaba en el periódico, y los editores adoptaron una estrategia de "cuanto menos se diga, mejor" al tratar con él. Pero recordó un momento en que Ramos publicó una foto de Marquardt en un sitio web personal con una amenaza velada que llevó al periodista a llamar a la policía.

"Mi mente cambió cuando publicó en su sitio web que sería mejor si estuviera muerto", dijo Marquardt. "Fuimos a la policía del condado, les mostramos esa declaración, les pedimos que lo investigaran, pero llegaron a la conclusión de que no había suficiente. Estaba incrédulo".

Un perfil de Twitter con el nombre de Jarrod Ramos presenta una foto de Marquardt sentado junto a la exsenadora Barbara Mikulski. Los tuits de la cuenta, que estuvieron inactivos desde 2016 hasta la publicación del jueves por la mañana, atacaban regularmente al editor y a otros empleados de Capital Gazette.

Las autoridades dijeron el jueves que el hombre armado parecía tener una vendetta contra el periódico y que había organizado un "ataque dirigido".

"Esta persona estaba preparada hoy (jueves) para entrar, esta persona estaba preparada para dispararle a la gente", dijo en una conferencia de prensa Bill Krampf, subjefe del departamento de policía del condado de Anne Arundel. "Su intención era causar daño".

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.