MÉXICO
28/06/2018 6:00 AM CDT

Mexicanos al cuidado del voto: así es como se busca blindar las elecciones

El temor a que la jornada electoral sea manipulada y violentada llevó a varios ciudadanos a emprender iniciativas para el bienestar democrático.

Un hombre deposita su voto en una casilla electoral.
Getty Images/iStockphoto
Un hombre deposita su voto en una casilla electoral.

Los mexicanos temen por los resultados de la jornada electoral del próximo 1 de julio, y no tanto por quién vaya a ganar, sino porque todo transcurra de una manera transparente. Según una encuesta realizada por el Grupo de Economistas y Asociados (GEA) e Investigaciones Aplicadas (ISA) en marzo de este año, casi la mitad (46%) de la ciudadanía cree que habrá un fraude en los comicios, y sólo 27% considera que habrá unas elecciones limpias.

En este contexto, órganos como la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) han creado programas con el objetivo de prevenir el uso de recursos y programas sociales con fines políticos; sin embargo, instancias como el Instituto Nacional Electoral (INE), así como los poderes ejecutivo y judicial, se encuentran en los últimos lugares en lo que a confianza de instituciones se refiere.

De ahí que varios ciudadanos hayan optado por crear proyectos para hacer su propio blindaje electoral en distintos rubros de los comicios, que van desde el cuidado del ejercicio periodístico y la observación del gasto que hacen los partidos, hasta opciones alternativas para el conteo de votos. El HuffPost México habló con los creadores de algunas de estas iniciativas para saber qué es lo que les motiva e inquieta de esta jornada electoral.

Democracia sin Pobreza para combatir la venta del voto

La compra del voto es un delito que prácticamente se ve en cada elección, y puede darse de dos formas: mediante el otorgamiento directo de efectivo o a través de programas sociales.

Un voto en el país cuesta entre 80 y 10 mil pesos, según los 313 reportes que Acción Ciudadana Frente a la Pobreza había recibido hasta el pasado 12 de junio. Por su parte, los programas sociales recibieron 20% más recursos en el primer trimestre de este año comparado con el mismo periodo del 2017, lo cual está vinculado a un mal uso en las elecciones por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México.

Una de las iniciativas que busca dar registro de ambos problemas –compra del voto y mal uso de programas sociales– es Democracia sin Pobreza, un proyecto que recibe reportes anónimos de la ciudadanía que personalmente presenció entrega de algún tipo de apoyos a cambio de votos, credenciales o de ir a eventos partidistas.

Los "apoyos" van desde tarjetas, dinero en efectivo, materiales de construcción, despensas, útiles escolares y hasta la amenaza de quitarle a una persona la afiliación a un programa social. Las denuncias se reflejan en un mapa que permite identificar en qué estados hay reportes, explicó Alberto Serdán, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, asociación que coordina este esfuerzo.

Según el mapa de Democracia sin Pobreza, actualmente en 22 de los 32 estados de la República se ha reportado la compra de votos en efectivo. Asimismo, en otros seis estados se tiene conocimiento de otro tipo de compra de voto, mientras que solo cuatro estados han permanecido sin denuncias de este tipo: Baja California Sur, Durango, Zacatecas y Colima.

Desafortunadamente, a decir de Alberto Serdán, es difícil combatir este problema a corto plazo, y solo medidas de largo aliento podrían mitigar la presencia de estas prácticas. "A largo plazo lo que soluciona la compra del voto es mejorar los ingresos y salarios de la gente; 50% del país vive en pobreza, por lo que cuando llegan a dar 2,000 pesos de un jalón o bienes que no podría comprar la gente, recibirlos es una decisión de supervivencia (...) El voto se ha convertido en un bien intercambiable".

Para contribuir, se exhorta a las personas a reportar la compra de votos mediante este formulario.

#TeEstamosViendo: vigilar el gasto en publicidad

El INE ha detectado varias irregularidades en lo que ha gastado cada candidato en campaña, y un rubro muy particular es el de publicidad. Ciro Murayama, consejero del instituto, advirtió en abril que las cuentas no les salían a los candidatos.

Debido a esto, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en coordinación con KarmaPulse y Los Supercívicos, lanzaron la herramienta #TeEstamosViendo, mediante la cual las personas pueden reportar a través de Twitter la propaganda electoral que ven a su paso.

La iniciativa consiste en tomar una foto de la propaganda o del evento del candidato, y tuitearlo mencionando al contendiente y usando el hashtag #TeEstamosViendo. En el tuit se debe compartir la ubicación precisa, y al ser publicado, cada mensaje se registrará en la plataforma www.teestamosviendo.mx, en donde será posible visualizar el mapa con los reportes de cada elección en tiempo real.

Según Pablo Montes, investigador del IMCO, lo que se busca es democratizar el proceso de fiscalización electoral, es decir, verificar que a los candidatos les salgan las cuentas. "Al final los ciudadanos somos el objetivo de ese gasto, y de cierta forma no tenemos un espacio donde participar y contribuir a que estos sean reportados. Es común que los candidatos no reporten todo lo que gastan, y evidentemente el INE ha hecho esfuerzos tremendos para cacharlo todo, pero ninguna autoridad en el mundo tiene los instrumentos para estar en todos lados, en todo momento".

La intención de este proyecto es comparar lo que los ciudadanos reporten con los reportes que entregan los candidatos, para identificar gastos que no estén siendo reportados. Según Pablo Montes, hasta hace un par de semanas se habían recibido más de 650 reportes concentrados principalmente en la Ciudad de México, entre ellos 48 espectaculares en las azoteas, que, desde el 2010, están prohibidos por la Ley de Publicidad Exterior.

Tu Voto Cuenta, un sistema de conteo de votos en 'blockchain'

Desde la aparición del bitcoin en el 2008, la euforia de la mayoría se ha centrado en la especulación con la criptomoneda, pero otros tantos han visto en la tecnología detrás del activo digital, el blockchain, una manera de reinventar la manera en la que se registra la información, desde contratos de bienes raíces, recetas médicas y hasta el conteo de votos en una elección.

No es algo a futuro: ya se está haciendo. Según una encuesta de IBM, 14% de los miembros del gobierno consultados esperaba tener un sistema de blockchain en construcción para finales del 2017, y 32% consideró que la tecnología también conocida como cadena de bloques cambiara los sistemas de voto. El gobierno mexicano también se encuentra en ello.

Es en este contexto que Tu Voto Cuenta, un proyecto surgido de una comunidad de Facebook, aparece como una propuesta de conteo de votos alternativo, que consiste en un sistema que registra en blockchain la información de las casillas al finalizar la jornada electoral. Basta con bajar la aplicación, identificar la casilla que nos corresponde, e ingresar de manera manual los resultados en la pancarta, así como una foto de ello.

A decir de Mauricio Ocampo, miembro del proyecto, la intención es tener una alternativa de información lo más fiable posible. "Sabemos que lamentablemente hay corrupción dentro de las mismas casillas, pero mucho de donde se puede tergiversar la información es de lo que la casilla reporta hacia el INE y el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP)".

Para verificar que la información sea fidedigna, los usuarios podrán dar like o dislike a los datos de cada casilla, para confirmar o refutar lo que ven con lo que dice la aplicación. Aunque el proyecto está orientado a funcionar principalmente en la Ciudad de México, se espera que pueda ser el primer paso para un sistema de mayor formalidad.

Red Rompe el Miedo, al cuidado de periodistas

Del 2000 al 2018, 116 periodistas han sido asesinados en posible relación con su labor, según Artículo 19, una situación que se acentúa en época electoral por parte de los partidos políticos. Por ello es que organizaciones como la ya mencionada, junto a otras como Data Cívica y Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), crearon la Red Rompe el Miedo.

El objetivo de esta red –creada en el 2013– es monitorear a los periodistas que acuden a cubrir las elecciones para que ante cualquier atentado a su bienestar o a su profesión, se les pueda brindar protección adicional, asesoría legal, y otras herramientas y apoyo para intentar mitigar las agresiones.

Para exponer estos casos, la Red Rompe el Miedo documenta en un mapa interactivo las agresiones a periodistas reportadas hasta el momento, con información como el nombre y medio de los agredidos, tipo de atentado, fecha y lugar de los acontecimientos, así como una descripción. La red instalará 12 centros de monitoreo estatal en el mismo número de demarcaciones, y también busca ser un canal para combatir noticias falsas.

"Se busca incrementar la visibilidad de las agresiones contra periodistas; para nosotros es importante porque así aumentan los costos políticos de atentar contra la prensa, observadores electorales y de derechos humanos, y también puede ser preventivo de una cuestión más grave. Si un periodista es detenido, hacer público el caso puede ser determinante para salvarle la vida", explicó al HuffPost Luis Fernando García, director de R3D.

Para contribuir, la red exhorta a los usuarios de redes sociales a difundir los casos de agresiones a periodistas que se vayan originando, sobre todo el 1 de julio, cuando se prevé que estos actos alcancen un pico, agregó Fernando García.