POLÍTICA
27/06/2018 9:06 AM CDT | Actualizado 27/06/2018 9:13 AM CDT

El uso faccioso de las instituciones le pegó a Anaya... y en muy poco ayudó a Meade

El candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, fue afectado por el uso de instituciones como la PGR para desprestigiarlo, aseguraron especialistas.

El candidato presidencial Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, habla durante un evento de campaña electoral en el Ángel de la Independencia, el 24 de junio de 2018.
MANUEL VELASQUEZ/GETTY IMAGES
El candidato presidencial Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, habla durante un evento de campaña electoral en el Ángel de la Independencia, el 24 de junio de 2018.

Si algo marcó una vez más estas campañas electorales fue el uso de las instituciones de justicia para afectar a un candidato opositor, una práctica antidemocrática que no solo afectó la credibilidad del propio gobierno, sino que ni siquiera dio los resultados que esperaban.

Era finales de febrero, en plena disputa por el segundo lugar entre Ricardo Anaya (Por México al Frente) y José Antonio Meade (Todos por México) cuando se hizo público que el panista habría sido beneficiado de un presunto esquema de lavado de dinero en la compra de una nave industrial ubicada en Querétaro.

La acusación vinculaba al candidato del PAN, PRD y MC con el empresario mexicano Manuel Barreiro y una supuesta estructura financiera en paraísos fiscales para obtener recursos para su candidatura. Anaya dijo que la nave industrial fue vendida por su empresa a precio de mercado, que las acusaciones eran un "refrito de lo publicado y aclarado a cabalidad hace más de cinco meses" en su 3de3 y que era parte de la guerra sucia orquestada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La supuesta guerra sucia apenas comenzaba. El 28 de febrero, la Procuraduría General de la República (PGR) difundió un video de Anaya en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), a donde acudió para fijar su posicionamiento y pedirle a la autoridad judicial no utilizar políticamente la investigación.

El Partido Acción Nacional acusó a la Procuraduría General de la República de haberse convertido en la "oficina de la guerra sucia del PRI en contra de sus opositores" y de hacer un uso faccioso de las instituciones.

Un día antes del cierre de campañas estipulado para las 00:00 horas, el director de Animal Político, Daniel Moreno, cuestionó "¿Realmente las campañas importaron o fue el uso del aparato gubernamental en contra de un candidato presidencial?".

Aunque Anaya acusó al gobierno federal de encabezar una guerra sucia, el daño estaba hecho. "El famoso caso de la nave industrial, el uso faccioso de las instituciones de justicia, particularmente de la PGR, debilitó la credibilidad de Anaya, que no pudo poner sobre la mesa el tema de la corrupción, ya estaba tocada por ella", dijo Edna Jaime, directora de México Evalúa, durante el análisis "¿Van a gobernar en serio? Un balance de las campañas electorales".

Un uso faccioso de las instituciones que fue también una campaña fallida. "Una lectura que terminó claramente siendo fallida. La lectura de 'si tumbo a Anaya, se sube Meade... Y no, si tumbo a Anaya se sube López Obrador', que es lo que nos demuestran los números", dijo Moreno.

La más reciente encuesta de Consulta Mitofsky, difundida este 26 de junio, sitúa a Ricardo Anaya con 20% de la preferencia bruta y a José Antonio Meade, con 17.7%. El candidato puntero, Andrés Manuel López Obrador, tiene 38%.

Luis Rubio, presidente de México Evalúa, también criticó el papel del gobierno federal en el uso faccioso de las instituciones y la "judicialización de la política". "El gobierno (federal) jugando a la política, jugando a ser un actor donde ya no debería tener una participación más que de ser garante del proceso electoral, de la estabilidad política del país, del funcionamiento normal de la sociedad mexicana".

La mayoría de las encuestas colocan como puntero a Andrés Manuel López Obrador y algunas vaticinan un triunfo histórico arriba del 50%, y la victoria en varios estados, incluyendo la capital del país. Además, algunos analistas de Eurasia y UBS consultados por Bloomberg en mayo consideraron que el abanderado de Juntos Haremos Historia podría lograr una mayoría en el Congreso.