INTERNACIONAL
25/06/2018 8:40 PM CDT | Actualizado 25/06/2018 9:57 PM CDT

Se reporta otro ataque de misiles israelís cerca del aeropuerto de Damasco

Los misiles israelíes alcanzaron depósitos de armas de Hezbolá cerca del aeropuerto.

Primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.
AFP/Getty Images
Primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

Dos misiles "israelíes" impactaron cerca del aeropuerto de Damasco, según la agencia oficial siria Sana, alcanzando "depósitos de armas para Hezbolá", según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos" (OSDH).

"Dos misiles cayeron cerca del aeropuerto internacional de Damasco", informó Sana, sin aportar más precisiones.

"Los misiles israelíes alcanzaron depósitos de armas de Hezbolá cerca del aeropuerto", declaró a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, quien precisó que la defensa siria "no logró interceptar los misiles".

"El bombardeo tuvo lugar a la a 1 de la mañana del martes" sin provocar, no obstante, "fuertes explosiones", añadió.

La zona del aeropuerto de Damasco ha sido objeto de varios bombardeos en los últimos años en operaciones atribuidas a Israel, contra objetivos iraníes o que se consideraba que tenían relación con Irán.

El Estado hebreo denuncia virulentamente la influencia de Irán en su vecino sirio.

En mayo, el ejército israelí bombardeó decenas de objetivos militares iraníes en Siria, en represalia al disparo, efectuado por las fuerzas iraníes según Israel, de una veintena de cohetes en dirección a sus posiciones en la meseta del Golán, al otro lado de la línea de demarcación.

Un responsable estadounidense imputó a Israel un bombardeo particularmente mortífero perpetrado el 17 de junio por la noche en el este de Siria, cerca de la frontera iraquí. Unos 55 combatientes de las fuerzas que apoyan al régimen de Bashar Al Asad fueron abatidos.

Las Unidades de Movilización Popular, unos grupos paramilitares financiados por Teherán que ayudaron al ejército iraquí a expulsar al grupo EI de todos sus centros urbanos, acusaron en un primer momento a las fuerzas estadounidenses de esa operación. Pero la coalición internacional dirigida por Washington negó haber llevado a cabo esos ataques, que alcanzaron la ciudad siria de Al Hari, cerca de la frontera con Irak.