NEGOCIOS
25/06/2018 5:06 PM CDT | Actualizado 25/06/2018 5:10 PM CDT

FMI calculó el costo para los bancos de sufrir ciberataques

El FMI desarrolló un modelo para calcular el daño económico potencial de los ciberataques a nivel mundial.

.
DragonImages
.

Hace 50 años el imaginario colectivo llevaba a asociar criminales encapuchados y armados con un asalto bancario. Hoy, el modus operandi de los delincuentes es diferente: un grupo de hackers desde un lugar remoto transfiere dinero a cuentas privadas con un solo clic.

Y es que este modo de robo ha credido tanto que ya se volvió una de las principales preocupaciones de directivos y líderes de instituciones financieras. Según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el temor a un ciberataque creció cerca de 20 puntos en 2017 comparado con el año anterior.

FMI

Y es que los casos de ciberataque son cada vez más sonados: desde el ataque perpetrado por un grupo de hackers a cinco bancos mexicanos a finales de abril hasta el robo de 500 millones de dólares en operaciones de criptomonedas de Coincheck.

Este tipo de ataques se ha vuelto una amenaza cada vez más constante entre instituciones financieras, que el FMI desarrolló un modelo para calcular el daño económico potencial que estas vulnerabilidades a los esquemas de ciberseguridad causan a los bancos.

En una entrada en el blog oficial del FMI, la directora del fondo Christine Lagarde explicó que el modelo toma datos de pérdidas recientes por ciberataques en 50 países, la evaluación de la frecuencia de los ataques y el riesgo operacional de estas instituciones para arrojar un estimado en los daños.

Los resultados son reveladores: las pérdidas potenciales en promedio al año por ciberataques son de 100 mil millones de dólares, cifra que es equivalente a 9% de los ingresos netos de los bancos a nivel mundial, se lee en el blog de Lagarde.

Getty Images/iStockphoto
.

En un escenario más pesimista con el doble de frecuencia de los ataques las pérdidas podrían ser de entre 270 mil a 350 mil millones de dólares.

Pero, ¿por qué se volvieron los ciberataques el modus operandi de los criminales? La directora del FMI explica que es por el potencia que tiene de interconexión.

"El sector financiero es particularmente vulnerable a los ciberataques. Estas instituciones son objetivos atractivos debido a su papel crucial en la intermediación de fondos. Un ciberataque exitoso en una institución podría extenderse rápidamente a través del sistema financiero altamente interconectado", se lee en el blog.

Una de las mayores vulnerabilidades de las instituciones financieras es que aún operan en sistemas más antiguos y no cuenta con las herramientas necesarias de ciberseguridad para proteger las operaciones.

Ante este escenario, el FMI propone hacer una mayor evaluación de riesgos potenciales de ciberataques en el sector financiero.

Entre las acciones que se podrían emprender están:

-La recopilación del gobierno de datos sobre la frecuencia y el impacto de los ciberataques.

-Un análisis de escenarios para desarrollar una evaluación integral de cómo los ciberataques podrían diseminarse.

-Diseño de respuestas adecuadas con base en estas evidencias.