NEGOCIOS
24/06/2018 7:05 AM CDT

¡Qué no! Prada no está en venta

La icónica firma italiana ha recuperado el mercado chino y ha ganado posiciones en Estados Unidos.

GETTY
GETTY

Enterraron a un muerto muy vivo, deben pensar en la familia Prada, una de las veteranas y tradicionales empresas de lujo italiano que ha conseguido convertirse en una multinacional de referencia.

Tras años de crisis global y empresarial, Miuccia Prada y su marido, Patrizio Bertelli, han conseguido no solo darle la vuelta a la cuenta de resultados, también recuperar el esplendor perdido. Años duros los de la crisis económica mundial en los que la firma milanesa, además, sufrió la pérdida de sus clientas tradicionales, entre otras cosas porque no se entendía muy bien su "adaptación a los nuevos tiempos". Prada siempre ha sido romanticismo en estado puro, la interpretación de la feminidad a través de organzas, sedas, flores y complementos que rápidamente se convertían en icónicos.

Getty

Prada nació en 1913. Fue el abuelo de Miuccia el fundador de la firma. Comenzó como lo hacen los grandes, con bolsos hechos a mano, baúles y zapatos. Artesanos del cuero, de la piel más exquisita que, rápidamente y gracias al talento y al diseño, alcanzó fama mundial.

Ahora le toca tomar el relevo generacional a Lorenzo Bertelli, el hijo mayor del matrimonio formado por la creadora y el director de la firma.

Preguntado hace unos días Patrizio por la supuesta venta del 80% del capital en manos de la familia —el resto cotiza en la bolsa de Hong Kong— aseguró que "Lorenzo está preparado para ser su sucesor cuando llegue el momento".

Getty Images

Durante años ha habido rumores de venta de la firma familiar. La crisis financiera, la reestructuración del negocio y la caída de las ventas hacían mella en la multinacional. Pero "toda eso, afortunadamente, forma parte del pasado", decía Patrizio a los inversores... Han recuperado el mercado chino y han ganado posiciones en Estados Unidos. Han acertado con su plan estratégico y por lo tanto quitan el cartel de "en venta" que algunas compañías se habían dedicado a colocar en el sector. Prada no se vende.