INTERNACIONAL
22/06/2018 3:53 PM CDT | Actualizado 24/06/2018 8:10 AM CDT

Símbolos en Rusia que nos recuerdan a la desaparecida Unión Soviética

Vestigios del comunismo de la sede del Mundial que algunos miran con nostalgia y otros siguen ejerciendo con intención.

El rojo característico del comunismo lo llevan hoy las sobrecargos de Aeroflot, fundada un año después de la creación de la URSS. (Foto: Sergei Bobylev\TASS via Getty Images)
Sergei Bobylev via Getty Images
El rojo característico del comunismo lo llevan hoy las sobrecargos de Aeroflot, fundada un año después de la creación de la URSS. (Foto: Sergei Bobylev\TASS via Getty Images)

La historia del país más grande del mundo es verdaderamente épica. Viajar a Rusia es adentrarse en siglos de complejidad, de arte y literatura, de poder y lucha por el poder, de ideologías políticas y sociales, de revoluciones.

Hoy, mientras los alamacenes de marcas de lujo GUM confrontan airosos a la Plaza Roja en Moscú y, y mientras algunos rusos juegan muy bien el papel de la ostentación y el consumismo como nuevos ricos, en un viaje a Rusia uno se topa constantemente con numerosos símbolos de la república federal marxista-leninista. Despojarse por completo de aquella época sería rechazar sus años de super potencia. Por lo visto, ni Rusia ni los rusos, empezando por el mismo Vladimir Putin —un nostálgico y a la vez un estratega del tema— quieren borrar el pasado soviético. Así, el paisaje de contrastes resulta fascinante.

VASILY MAXIMOV via Getty Images
Simpatizantes del Partido Comunista portan banderas rojas mientras participan en una ceremonia para conmemorar el 94 aniversario de la muerte del líder revolucionario, Vladimir Ilyich Ulyanov, también conocido como Lenin. Enero 21, 2018. (Foto: VASILY MAXIMOV/AFP/Getty Images)

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviética (Сою́з Сове́тских Социалисти́ческих Респу́блик) formada en 1922 y diluida en 1991, tuvo como partido único al Comunista. Lenin fue el primer líder soviético después de la revolución y de la guerra civil. A su muerte, Stalin ocupó el poder (1941-1953), gobernando como un dictador pero haciendo de la Unión Soviética una potencia económica. Mijaíl Gorvachov intentó reformar el Estado con su famosa Perestroika y el llamado Glásnost pero la URSS se derrumbó y tuvo que ser disuelta.

1. La Plaza Roja - Красная площадь (Krásnaya plóshchad') y el mausoleo de Lenin

Es el icono más conocido de Moscú y es, junto con el Kremlin desde 1990, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Tiene una forma rectangular (330x70m) y la rodean la Catedral de San Basilio, el Kremlin (ciudad amurallada), el mausoleo de Lenin, el Museo Estatal de Historia y los alamacenes GUM.

El nombre de la plaza no proviene de su color, y tampoco tiene qué ver con el rojo comunista, sino que deriva de la palabra rusa "krásnaya", que en el antiguo ruso significa "bonita".

AFP/Getty Images
Un tanque ruso de la Segunda Guerra Mundial pasa frente al mausoleo de Lenin (2017), durante un ensayo del desfile en la Plaza Roja. Este evento marca el 76 aniversario de un desfile en 1941, cuando los soldados salieron del Kremlin y enfrentaron a las tropas nazis durante la Segunda Guerra Mundial. (Foto: MLADEN ANTONOV/AFP/Getty Images)

Si bien, la Plaza Roja se construyó en tiempos de los zares y era ahí donde se coronaban, el peso comunista es la sensación más clara para el visitante. Quizás debido a que el mausoleo de Lenin —aunque pequeño en dimensión comparado con las demás edificaciones— expone su cuerpo embalsamado.

Laura Manzo
Vista del río Moscowa. Se alcanzan a apreciar las cúpulas en oro de las iglesias dentro del Kremlin y la muralla roja que lo rodea. #ShotoniPhone

2. El Bunker 42

Uno de los momentos turísticos que ofrece Moscú es la visita del Bunker 42, construido en 1956. Nadie quiere perdérselo por más tourist trap que suene. En realidad todo el bunker es un recuerdo de la era de la super potencia, de la Guerra Fría, de la amenaza nuclear. Y los empresarios rusos, que hoy en día son dueños, parecen orgullosos de contarlo.

Laura Manzo
"¡Proletarios de todos los países, uníos!", se alcanza a leer en varios idiomas.

Laura Manzo

3. Arquitectura, calles y monumentos.

El paisaje ruso arquitectónicamente hablando es una combinación de cúpulas doradas y de otros colores remanentes del período varego y moscovita, de palacios estilo europeo edificados durante el periodo imperial, un poco de modernismo (Art Noveau), estas imponentes e inconfundibles edificaciones soviéticas y lo que sume contemporáneo posterior a la Perestroïka. Lo interesante es ver cómo después de disuelta la URSS el gobierno no fue a dinamitar ni edificios ni estatuas de índole comunista. Stalin sí dinamitó iglesias para borrar el pasado zarista, particularmente el de la religión. La Federación Rusa no ha actuado de la misma manera que el dictador. Marx y Stalin están presentes en nombres de calles, plazas y monumentos. Constatar que edificios como el Ministerio de Asuntos Exteriores conserven el escudo soviético en su fachada manda un mensaje directo de la importancia en el presente de este pensamiento político.

Laura Manzo
La KGB - КГБ. La agencia de inteligencia rusa de 1954 a 1991. Desaparecida la URSS, el Servicio de Inteligencia Extranjera heredó toda la documentación y el edificio de la KGB y es el que funciona en la acutalidad. #ShotoniPhone

Getty Images
En lo alto del edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores se aprecia el escudo soviético. Esa es la cara que Rusia da al mundo. (Photo by Sefa Karacan/Anadolu Agency/Getty Images)

4. Metro - Московский метрополитен

En 2015, el metro de Moscú —el más visitado del mundo— cumplió 80 años. Sus estaciones son verdaderas obras de arte. Fue construido para trasladar a los obreros a sus fábricas, pero también para trasmitirles (hábilmente) la grandiosidad soviética. En la estación Kíevskaya hay un mosaico de Lenin, y varias estaciones más están inundadas de la simbología comunista, desde estatuas de obreros hasta escenas de la revolución. Por otro lado, en la estación Arbátskaya (construida después de la Segunda Guerra Mundial) se pueden observar las compuertas que protegerían a los ciudadanos en caso de una guerra nuclear. La Guerra Fría estaba en la mente de los rusos todos los días.

EMPICS Sport
El Metro de Moscú.

Getty Images/iStockphoto
Un mural por la actuación patríotica de Rusia durante la Segunda Guerra Mundial.

5. Aeroflot - Аэрофло́т

La aerolínea nacional (una de las más antiguas del mundo) se creó como propiedad estatal un año después de que la República Soviética había nacido (1922). Hoy está cumpliendo 95 años y se ha embarcado, bajo su nuevo modelo semi privado, en un programa de remodelación y cambio de imagen. El espíritu soviético está presente en sus colores (anteriormente el color de la aerolínea era un azul cielo) y algunos trazos del diseño.

Maxim Shemetov / Reuters
Visitar la URSS implicaba el impacto visual de muchas cosas no comunes al ojo capitalista. El diseño de los aviones de Aeroflot es una de ellas. REUTERS/Maxim Shemetov

6. El himno nacional y la bandera roja para las fuerzas armadas.

Rusia tiene 4 himnos. Así de complejo. Al llegar al poder(2000), Vladimir Putin, con su gran influencia en la Cámara Baja (Duma) logró restablecer el himno soviético. Su objetivo ha sido impulsar símbolos de Estado y patriotismo posterior a los años que Boris Yeltsin ejerció desde un lugar de provisionales disuelta la URSS. También, gracias a Putin, la bandera roja se sigue usando en eventos de las fuerzas armadas, mientras que la bandera zarista (azul, blanco y rojo) también se mantiene.

La URSS fue super potencia, económica y núclear, sin embargo opacidad y coerción caracterizaron al sistema soviético. La Federación Rusa heredó en parte este proceder, y le queda debiendo democracia a su pueblo. Los rusos no conocen la democracia, esa es la realidad. ¿Por qué no buscan un cambio más radical? El "homo sovieticus" está presente en la mente de los rusos, quienes hoy, a pesar de esto y a pesar de la economía rusa que pasa días difíciles, ven en Putin un líder fuerte y carismático, y su sentido patriota ha alcanzado cifras históricas: el 72% de los rusos ven a Rusia como una potencia.

Así, entendemos que Rusia hoy es Putin, y Putin es Rusia. Recien relegido para gobernar hasta 2024.

MLADEN ANTONOV via Getty Images
Los soldados rusos en uniforme de guerra y portando banderas rojas, marchan sobre la Plaza Roja en el desfile que marca el 60 aniversario de la victoria de los aliados sobre la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial. (Foto: MLADEN ANTONOV/AFP/Getty Images)