INTERNACIONAL
22/06/2018 11:53 AM CDT | Actualizado 22/06/2018 12:47 PM CDT

Madre guatemalteca se reúne con su hijo tras demandar al gobierno de EU

La demanda que presentó desafió la política de separación de familias de la administración de Donald Trump.

Una madre guatemalteca que demandó al gobierno de Donald Trump, después de haber sido separada de su hijo cuando cruzaron la frontera de Estados Unidos buscando asilo, se ha reunido con su hijo.

Más de un mes después de que fueron detenidos y separados en la frontera en medio de la campaña de inmigración de la administración de Trump, Beata Mariana de Jesús Mejía-Mejía se reunió con su hijo de 7 años la mañana de este viernes. Ella envolvió a su hijo en una cobija que había llevado continuamente durante su tiempo de separación, lo abrazó y le dijo que lo amaba.

"Mírenle la cara, está triste, pero vamos a estar juntos, y nadie nos separará nuevamente", dijo emotiva Mejía-Mejía en el Aeropuerto Internacional de Baltimore-Washington.

Mejía-Mejía, de 38 años, presentó una demanda contra el gobierno de Estados Unidos cuestionando la política de separación de familias. En una audiencia en la Corte el jueves, los abogados del gobierno dijeron que su hijo sería liberado en Arizona y viajaría a Washington para reunirse con su madre. La medida se tomó un día después de que el presidente Donald Trump firmara la orden ejecutiva para suspender la política de separación expansión de la detención de niños y padres.

El niño, Darwin, es uno de los más de 2 mil 300 niños que el gobierno separó de sus padres como parte de la política "cero tolerancia" de la administración de Trump que separa a los padres de sus hijos mientras los padres eran procesados.

Aunque la política de separación ha terminado, no está claro cómo el gobierno reunificará a las familias. Un funcionario de gobierno dijo a Associated Press que alrededor de 500 de los niños separados de sus familias en la frontera se han reunido desde mayo. El funcionario dijo que el gobierno está desarrollando un proceso de reunificación centralizado en la separación de las familias en un centro de Texas.

Mejía Mejía dejó Guatemala porque enfrentó amenazas de muerte y su esposo abusó físicamente de ella, según su demanda. Sin embargo, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció a principios de mes que la administración restringiría el acceso al asilo para víctimas de violencia doméstica en un esfuerzo por reducir la entrada de inmigrantes no autorizados al país, por lo que no está claro si Mejía-Mejía y su hijo podrán permanecer en el país.