INTERNACIONAL
20/06/2018 3:34 PM CDT | Actualizado 20/06/2018 3:46 PM CDT

A la secretaria de Seguridad Nacional de EU no le fue nada bien en un restaurante mexicano

En medio de la controversia por la #SeparacióndeFamilias, Kirstjen Nielsen fue confrontada por activistas mientras cenaba.

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, responde preguntas durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.
REUTERS/Leah Millis
La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, responde preguntas durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, fue confrontada por activistas que le gritaron "vergüenza" y "refugio para todos" mientras cenaba en un restaurante mexicano la noche de este martes.

El grupo MetroDC Socialistas Demócratas de Estados Unidos rodeó a Nielsen y su acompañante en el restaurante MXDC Cocina Mexicana y comenzaron a criticar su rol en la administración de Trump y la política de "tolerancia cero" con la inmigración.

El fiscal general Jeff Sessions ordenó a las autoridades comenzar las persecuciones de tantas personas como fuera posible por cruzar la frontera entre Estados Unidos y México de manera ilegal en el último mes, incluso si eso significaba que las familias fueran separadas en el proceso.

Cerca de 2,000 niños fueron apartados de sus padres durante las últimas seis semanas como parte de dicha ley, informó el Departamento de Seguridad Nacional de EU.

"Nosotros no la apoyamos y no dejaremos que la secretaria Nielsen cene en paz, mientras ella está dirigiendo a sus empleados para arrancar a pequeñas niñas de sus madres y niños llorando lejos de sus padres en nuestra frontera".

"La secretaria Nielsen y cualquiera de los que han llevado a cabo estas brutales y despiadadas órdenes para separar familias no deberían nunca tener permitido comer y beber en público otra vez", dijo Margaret McLaughlin, una miembro del grupo Metro DC DSA.

El Departamento de Seguridad Nacional de EU abordó la protesta de este martes, diciendo que Nielsen comparte con la preocupación de los activistas "con nuestras actuales leyes de migración que han creado una crisis en nuestra frontera sur".

"La secretaria motivó a todos ― incluido este grupo ― los que quieran ver un sistema de migración que funciona, contribuye a nuestra economía, protege nuestra seguridad y refleja nuestros valores lejos de los Miembros del Congreso y busca su apoyo para terminar con los terribles vacíos legales en materia de migración que ha hecho de nuestro sistema un desastre", dijo el vocero del Departamento de Seguridad Nacional, Tyler Houlton al HuffPost.

Al final, Nielsen dejó el restaurante mientras los activistas continuaban increpándola y gritándole cosas como: "¡No fronteras, no muros, refugio para todos!", y "¡qué vergüenza Nielsen, qué vergüenza Trump!". La policía llegó a hablar con los organizadores, pero no hubo ninguna persona arrestada.

"Kirstjen Nielsen encerrará a sus hijos, sin duda", dijo una activista en un Facebook Live.

Nielsen se ha convertido en una de las mayores defensoras de la nueva política de migración, aunque como ella ha declarado públicamente "esta no ha sido para separar familias en la frontera, punto". Sin embargo, la evidencia demuestra lo contrario.

Durante una nueva conferencia en la Casa Blanca esta semana, la secretaria evitó las preguntas de los reporteros y se apegó a un guión preparado, aunque después aparecieron las fotografías de los niños detenidos cerca de la valla metálica y fue publicado un audio de un niño llorando por sus padres.

El martes en su cuenta de Twitter, el presidente Donald Trump la defendió y dijo que ella había hecho un "trabajo fabuloso" cuando se dirigió a la prensa.

Los legisladores demócratas, sin embargo, han reprendido rotundamente el rol de Nielsen en las separaciones, detenciones de jóvenes y cerca de una docena ha hecho un llamado para que renuncie, incluida Nancy Pelosi, líder del Partido Demócrata y la senadora demócrata por California, Kamala Harris.

Los activistas dijeron el martes que continuarían oponiéndose a las políticas migratorias de la administración de Trump y urgieron a Nielsen a rendir cuentas por sus acciones.

"Mientras la cena de la secretaria Nielsen parece haber sido arruinada, eso no se compara con el horror que ella ha causado a familias inocentes", dijo McLaughlin.

Este texto apareció originalmente en el HuffPost US.