ENTRETENIMIENTO
19/06/2018 11:00 AM CDT | Actualizado 19/06/2018 11:04 AM CDT

Historias de viajeros en Rusia: Vladimir, el peruano

Un peruano viajando solo a Rusia con el objetivo de apoyar a Perú y conocer al inspirador de sus padres al momento de bautizarlo: Vladimir El Grande.

Huawei

La primero con lo que cargamos llegando a este mundo es el nombre que nos dan nuestros padres, y en mi caso creo que no me fue tan mal: mi nombre es Juan Cristóbal, algo que me parece hace una sintonía robusta con mi apellido (Bilbao). Además, es sumamente fácil encontrarme en Facebook, lo que lo vuelve más que apto para la posmodernidad.

Sobre esto debo decir que hasta que no tenga una compañía en la que pueda poner en letras gigantes mi nombre en la fachada de un edificio, no le daré mas importancia más allá del contexto familiar.

Sin embargo, nunca creí conocer a un tipo tan orgulloso de su nombre, Vladimir Rodríguez Rojas, un peruano viajando solo a Rusia con el objetivo de apoyar a Perú y conocer al inspirador de sus padres al momento de bautizarlo: Vladimir El Grande.

Entremos un poco en contexto: Vladimir el Grande fue un príncipe ruso del siglo X, hijo de Sviatoslav I de Kiev y de Malusha, la profeta esclava. Vladimir el grande gobernó Nóvgorod, Vladimir Rodríguez se dedica al cultivo de la palta (aguacate en peruano).

Vladimir el grande viajó a Noruega a pedir guerreros vikingos para entrar a una guerra contra su hermano por el control de Kiev. Vladimir Rodríguez viajó a Rusia para ver en directo las batallas que sostendrá la selección peruana ante Dinamarca, Francia y Australia (la primera de ellas, perdida con gran orgullo).

Pero en la apurada plática que sostuvimos, nuestro amigo peruano no esconde que al llegar a la Plaza Roja se le llenaron de lágrimas los ojos tras una larga peregrinación desde Sudamérica, y es que uno de los objetivos de su viaje era poder visitar el monumento de su homónimo en el centro turístico más importante de Moscú, ni más ni menos que la estatua de Vladimir el Grande. Misión cumplida.

Huawei

Si bien es muy poco probable que Vladimir el grande sea antepasado de Vladimir Rodríguez, si es cierto que esa obsesión con un personaje histórico que llevó a los padres a bautizar así a su hijo, algo transifirió a este peruano que se luce lleno de vitalidad y coraje para realizar la travesía para ver a la selección inca.

Es probable que Vladimir Rodríguez no llegué a tener los títulos que Vladimir el grande alcanzó, aunque nadie le quita el sueño de que su selección logre una hazaña épica en este lado del mundo, y entonces sí, volverse grandes.