NEGOCIOS
19/06/2018 11:15 AM CDT | Actualizado 19/06/2018 12:21 PM CDT

Aunque aún no están en guerra, ni EU ni China cederán en conflicto comercial: analistas

Esto dicen los analistas sobre la nueva escalada de misiles arancelarios, ¿llegó o no la guerra comercial entre EU y China?

Getty Images/iStockphoto

El lanzamiento de un nuevo misil comercial del presidente Donald Trump contra China, ¿es una señal irrevocable de que la guerra comercial ya inició?

Los analistas de Oxford Economics creen que aún no, pero que ante la escalada de amenazas arancelarias desde Estados Unidos el gobierno de China no dará el brazo a torcer... incluso si se le acaban los misiles comerciales.

Este lunes 18 de junio, el presidente Trump subió la apuesta al anunciar que estaba dispuesto a imponer aranceles a otros 200 mil millones de dólares de importaciones estadounidenses si China respondiera a las tarifas arancelarias que ya les habían impuesto desde Washington la semana pasada.

Damir Sagolj / Reuters
El presidente Donald Trump escaló el ataque arancelario contra China.

Esto significa que a los 50 mil millones de dólares en aranceles a productos tecnológicos chinos que ya habían sido fijados por los estadounidenses, el gobierno de Trump agregaría 200 mil millones más si China toma represalias.

La respuesta del gobierno Chino tras el anuncio de Trump fue calificar la medida de "chantaje" y anunciar que se verán obligados a contraatacar.

Pero en este intercambio de misiles arancelarios, ¿qué país tiene más posibilidad de hacer daño y cuál saldrá más herido?

Una posible guerra comercial entre China y Estados Unidos tendría un impacto económico significativo para los dos países, según un análisis de Oxford Economics.

"No será fácil para Estados Unidos identificar importaciones chinas valoradas en 200 mil millones de dólares a las que le puedan imponer aranceles sin perjudicar a las empresas y/o consumidores estadounidenses, dada la fuerte participación de las empresas estadounidenses en una gran parte de las exportaciones de China a EU", se lee en el análisis.

Damir Sagolj / Reuters
Ni el estadounidense Donald Trump ni el presidente de China Xi Jinping cederán, consideran analistas.

En contraparte, el gobierno chino tiene más probabilidades de quedarse sin misiles arancelarios más rápido debido a que solo importa unos 130 mil millones de dólares de bienes desde EU

En términos de imposición arancelaria, China se quedará sin municiones más rápido, pues en 2017 solo importó 130 mil millones de bienes desde EU y, ya con servicios incluidos, éstas ascendieron a 187 mil millones de dólares.

El as bajo la manga de China, consideran los analistas, es imponer aranceles más altos que los que fije Estados Unidos para contraatacar en circunstancias similares e infligir más dolor a empresas estadounidenses presentes en ese país, como más controles de salud, seguridad e impuestos, el retraso de las importaciones de bienes y el boicot de los productos estadounidenses.

"Nuestras simulaciones sugieren que tal escenario reducirá el crecimiento del PIB chino en alrededor de 0.3 puntos porcentuales en promedio durante 2019-20, mientras que el impacto sera solo un poco menor en Estados Unidos", se lee en el análisis.

hudiemm via Getty Images
Una guerra comercial entre EU y China podría causar un impacto negativo en ambos países.

A pesar del impacto económico que podrían tener ambos países en caso de una guerra comercial, la perspectiva de los analistas es que ninguno de los dos cederá porque esto enviaría un mensaje político de debilidad.

Por un lado la administración de Trump busca forzar a China a ceder ante las exigencias comerciales de los estadounidenses; por el otro, China sigue respondiendo a los misiles y, según los analistas, no es flexible con la idea de parecer débil frente a EU.

"Frente a las amenazas y medidas estadounidenses como las recientes, es más probable que China esté dispuesta a aceptar un poco de dolor económico en lugar de ceder", se lee en el análisis.

Ante este escenario, los analistas de Oxford Economics no descartan que haya una disminución gradual de los misiles arancelarios en las próximas semanas, aunque con la administración Trump como uno de los protagonistas de este drama comercial también consideran probable que "no se pueda evitar" una guerra comercial entre ambos países.