MÉXICO
19/06/2018 11:06 AM CDT | Actualizado 20/06/2018 7:50 AM CDT

21 niños mexicanos separados de sus familias en medio del pasmo del gobierno mexicano

Según Videgaray, de las más de 65 mil personas aprehendidas, solo 1500 son de origen mexicano.

El gobierno de México sabe de la existencia de 21 casos de niños mexicanos remitidos en albergues o centros de detención en Estados Unidos, después de haber sido separados de sus padres, dijo Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores este martes.

"Esta cifra es consistente con los casos que ha identificado nuestra Red Consular, con un total de 21 niños mexicanos que fueron separados de sus padres. De ellos, la mayoría ya han sido repatriados a México y solamente siete permanecen en albergues", agregó el canciller.

En conferencia de prensa, Videgaray aseguró que escuchan con respeto los argumentos jurídicos esgrimidos por la administración de Donald Trump para ejecutar esta medida que amputa los vínculos de las familias mexicanas y centroamericanas que buscan una oportunidad al emigrar a Estados Unidos.

No nos corresponde a nosotros dilucidar cuál es el motivo de esta política. No obstante, es una política cruel e inhumana y hacemos un exhorto para que se detenga.Luis Videgaray

Niños en centros de detención

Desde mayo 5 al 9 de junio de este año, 2 mil 342 niños han sido resguardados lejos de sus familias.

Los menores tienen hasta 72 horas para permanecer en los centros de detención antes de ser reubicados con un miembro de la familia que radique legalmente en Estados Unidos.

Los consulados de México en Estados Unidos visitan, además de estos centros, albergues para detectar más casos de niños que han sido separados de sus familiares, y así ayudarlos a contactar a otros parientes en México o dentro de la Unión Americana.

Se sabe de siete niños que se encuentran en un albergue de San Diego, próximo a la frontera con Tijuana. Además de otro 12 infantes que se encuentran en albergues en distintas ciudades del país gobernado por Donald Trump.

Uno de los casos es una niña con Síndrome de Down que viajaba con su hermano.

De acuerdo con el canciller mexicano, las autoridades mexicanas no esperan la repatriación de niños salvadoreños, hondureños y demás ciudadanos de países de Centroamérica porque "deberían llegar a su país directamente". Sin embargo, sostuvo que si llegara a suceder, México pondría por delante la dignidad de las personas.

Videgaray explicó que el 2017 fue un año atípico con respecto a los flujos migratorios, pues estos fueron sustancialmente menores. "Las cifras del 2018 están regresando a niveles comparables con 2016 e inferiores a 2015, 2014", detalló, además, que los cruces son realizados por personas de nacionalidad distinta a la mexicana.

De las más de 65 mil familias aprehendidas, solo 1500 son de origen mexicano.