INTERNACIONAL
18/06/2018 9:51 AM CDT | Actualizado 19/06/2018 8:22 AM CDT

Melania contradice a Trump por la separación de las familias en la frontera, pero...

La primera dama decree que deben ser un país "que cumpla todas las leyes, pero también un país que se gobierne con corazón".

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, emitió un sutil reproche a la administración de su esposo Donald Trump, al decir que "odia" ver a los niños separados de sus familias por las autoridades de inmigración.

En una declaración a Kate Bennett de CNN este domingo, Melania Trump hizo sus primeros comentarios públicos sobre la nueva política de "tolerancia cero" del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) hacia el cruce ilegal de fronteras, que ha provocado que miles de niños sean separados de sus padres y colocados en centros de detención juvenil.

"La señora Trump odia ver a los niños separados de sus familias y espera que ambos lados finalmente puedan unirse para lograr una reforma inmigratoria exitosa", de acuerdo con declaración emitida a través de la portavoz de la primera dama. "Ella cree que necesitamos ser un país que siga todas las leyes, pero también un país que gobierne con corazón".

Pero mientras que sus comentarios pueden ir en contra del presidente Trump, algunos han dicho que no van lo suficientemente lejos como para contrarrestar las declaraciones falsas hechas por la Casa Blanca y simplemente se hacen eco de una afirmación inexacta de que los demócratas son responsables de las separaciones.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo la semana pasada que casi 2,000 niños inmigrantes habían sido separados de sus padres en las últimas seis semanas, después de que el fiscal general Jeff Sessions anunciara la nueva política de "tolerancia cero". Sessions ha defendido rutinariamente su decisión, diciendo que "si contrabandea con un niño, entonces lo procesaremos, y ese niño será separado de usted como lo exige la ley".

"Si no les gusta eso, entonces no pasen niños de contrabando por nuestra frontera", concluyó el mes pasado después de anunciar la política.

A pesar del anuncio público de la estrategia, el presidente Donald Trump ha culpado continuamente a los demócratas, diciendo que el partido debe "cambiar su ley" para detener las separaciones. Pero ninguna ley exige que los niños y sus padres se separen, solo la política de la Casa Blanca, y como señala The New York Times, los gobiernos anteriores con frecuencia ofrecían clemencia a las familias atrapadas al cruzar la frontera.

Las separaciones captaron la atención de otra primera dama de EU el domingo. Laura Bush dijo que la política actual en la frontera "le rompe el corazón", en un editorial publicado por The Washington Post.

"Vivo en un estado fronterizo. Aprecio la necesidad de hacer cumplir y proteger nuestras fronteras internacionales, pero esta política de cero tolerancia es cruel", escribió.