ESTILO DE VIDA
17/06/2018 6:10 AM CDT

Truvada: Todo lo que debes saber de esta medicina para prevenir el VIH

Dependiendo de dónde vivas, es posible que puedas obtener una receta para esta medicina.

Pastillas de PrEP, un medicamento para prevenir el VIH.
Getty Images/iStockphoto
Pastillas de PrEP, un medicamento para prevenir el VIH.

Truvada es lo más cercano que tenemos a una vacuna contra el VIH. Es una píldora azul pequeña que, cuando se toma a diario, se estima que es hasta un 99 por ciento efectiva para prevenir el contagio del VIH.

Este tipo de enfoque preventivo, técnicamente llamado PrEP (profilaxis previa a la exposición o preexposición), fue aprobado por la FDA en 2012 y tiene efectos secundarios relativamente menores. Por esa razón, decenas de miles de personas ahora están tomando el medicamento, que se ha convertido en la piedra angular de las campañas de muchas ciudades contra el VIH/Sida.

Sin embargo, acceder y costear esta medicina no es tan fácil como debería ser, especialmente para los pacientes que viven fuera de las principales áreas urbanas. Además, hay otros conocimientos cruciales sobre la PrEP que deberías saber. A continuación se encuentran algunos consejos para ayudarte a estar informado.

1. Si está interesado en la PrEP, habla con otras personas que ya la estén tomando.

A veces las historias personales pueden ayudar a aliviar cualquier ansiedad. No todos se sienten cómodos hablando de esta medicina, y es por eso que Eric Paul Leue, un activista de PrEP que vive en Los Ángeles, sugirió que hables con tus amigos antes de hablar con tu médico.

Para aquellos que no conocen a nadie en PrEP (o que prefieran permanecer en el anonimato), recomendó usar una red social como Facebook para conectarse con otras personas que podrían estar dispuestos a darte algunos consejos.

2. Truvada no es solo para hombres homosexuales.

En 2016, un tercio de los diagnósticos de VIH provino de usuarios que consumen drogas inyectables y de aquellos que no se identifican como homosexuales o bisexuales. Cualquier persona que pueda entrar en contacto con el virus, ya sea a través del sexo o el uso de drogas inyectables, debe considerar el uso de PrEP, de acuerdo con las pautas federales.

Algunas actividades, como el sexo sin condón, aumentan las posibilidades de contraer el virus. Es importante estar consciente de los riesgos y ser realista acerca de ellos, dijo Leue.

"Cuando cruzas la calle, y la luz ya se ha puesto roja, existe la posibilidad de que te pueda atropellar un autobús", explicó. "Por lo tanto, creo que las personas deben pensar menos sobre 'Soy arriesgado' y deben pensar más sobre 'Soy consciente de los riesgos. Entiendo lo que hago y soy honesto conmigo mismo '".

3. Algunos médicos no recetan el medicamento.

Truvada es eficaz, pero puede haber algunos médicos que dudan en recetar el medicamento. Algunos proveedores incluso pueden tener conceptos erróneos al respecto -- el presidente de AIDS Healthcare Foundation alguna vez calificó a Truvada como un "fármaco de fiesta". Como resultado, pueden someterse a las nuevas pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y declinar prescribir a los pacientes que no se consideren en "riesgo sustancial". Vale la pena tener un diálogo abierto con el médico al respecto.

4. Obtén múltiples opiniones.

Es crucial ser tu propio defensor de la salud. Leue recomienda prepararse antes de la visita al médico, pero si la conversación no funciona bien (o no se siente cómodo preguntándole a su médico habitual en primer lugar), existen otras opciones.

Este mapa muestra proveedores conocidos de la PrEP, y si vive cerca de un centro médico universitario, considere ponerse en contacto con sus especialistas en enfermedades infecciosas. Estos médicos pueden "ser más versados en la medicación y el ambiente será más cómodo", dijo el Dr. Stuart Haber, un médico de Nueva York especializado en PrEP.

5. Puedes acceder a la PrEP a través de internet.

Busca las opciones de telesalud si crees que pueden ser adecuadas para ti. La Universidad de Iowa está experimentando con TelePrEP, un servicio donde los pacientes rurales realizan videoconferencias con proveedores fuera de su área. Nurx, un sitio web y aplicación móvil, también conecta a los médicos con pacientes que buscan PrEP (y control de la natalidad) en 18 estados. Después de contestar algunas preguntas básicas de salud y dirigirse a su seguro, se te pedirá que te hagas una prueba para detectar infecciones de transmisión sexual, ya sea en una clínica o utilizando el kit de la compañía en casa. Si se aprueba, Nurx luego te envía el medicamento por correo.

6. El medicamento no es 100 por ciento efectivo contra el VIH y no protege contra otras ETS.

Truvada no es una bala mágica. Si tienes relaciones sexuales con una persona VIH-positiva con una carga viral desconocida, y no usan condón y también eyaculan dentro de ti, estás en riesgo de contraer el virus. La PrEP diaria reduce el riesgo de contraer el VIH del sexo en más del 90 por ciento, según los CDC, pero no lo protege por completo. Del mismo modo, el medicamento no brinda protección contra otras ETS.

7. Hay mantenimiento involucrado.

La PrEP implica vigilar tu salud. Los pacientes que tomen Truvada deben acudir a las citas de seguimiento después de recibir el medicamento y hacerse la prueba del VIH u otras ITS cada tres meses. Truvada también es más efectivo cuando se toma a diario.

8. Es caro, pero es posible que puedas obtener ayuda financiera.

De tu bolsa, Truvada cuesta entre $8,000 y $14,000 dólares al año, sin incluir el costo de las visitas al médico o las pruebas de laboratorio. Si tienes seguro médico, podrías recibir pagos similares a los de otros medicamentos de marca. Sin embargo, hay muchas maneras de compensar los costos del medicamento, incluida una tarjeta de cupón del fabricante del medicamento, que vale $3,600 dólares al año (y cuenta para el deducible de su seguro).

9. El futuro está por venir.

Aunque Haber dijo que la PrEP tópica "todavía no está lista para el lanzamiento estelar", una inyección, que se aplicaría cada uno o dos meses, puede que no esté lejos. En términos más generales, sin embargo, la forma en que prevenimos y tratamos el VIH puede estar cambiando fundamentalmente.

Recientemente, los CDC confirmaron que "indetectable significa no transferible", lo que significa que las personas VIH positivas cuyos análisis de sangre no encuentran rastros del virus ya no son contagiosos, y un equipo de microbiólogos moleculares e inmunólogos aprobó recientemente una inmunización pasiva del VIH en monos. La lucha no ha terminado, pero la PrEP es un buen lugar para comenzar. Para obtener más información, los pacientes potenciales pueden consultar prep facts.org, el grupo de Facebook sobre PrEP facts o el sitio web de Truvada.