UN MUNDO MEJOR
13/06/2018 5:50 PM CDT | Actualizado 13/06/2018 9:12 PM CDT

La Purísima: Ser libre se vuelve una expresión política

Uno de los antros emblema del centro de CDMX celebra la diversidad, el que rompe las fronteras de los géneros y edades.

La Purísima

La noche de Ciudad de México tiene rincones fascinantes, y uno de los más brillantes está en República de Cuba 17, Centro Histórico, ahí está La Purísima, más que ser un antro gay, es uno de los sitios LGBT+ más influyentes de las noches en la capital mexicana.

Este sitio con más de 10 años de historia se ha convertido en un punto donde la diversidad sexual y social de CDMX se da cita todos los fines de semana.

La Purísima
Entre cervezas, música y risas, se han encontrado muchas historias en Cuba 17.

Elías Alvarez, parte del crew de La Purísima, habló con HuffPost México de la importancia del espíritu de este sitio que 'santifica' las noches de la ciudad.

Es una fiesta entre amigos y para amigos que estamos en el centro, donde todos pueden encontrar su lugar.

La Puri se ha vuelto un sitio tan referente de la noche, que es muy común que haya grandes grupos de personas heterosexuales que acuden solo para divertirse en un ambiente inclusivo y de apertura, explicó Elías.

"Es muy chido como aquí se han desdibujado las fronteras para la diversión, hay gente buga, chavitos de 18, gente que va arriba de los 45 años y todos bailan Lady Gaga o Gloria Trevi, aunque de pronto escuchemos a The Cure".

La Purísima
Los vitrales y la estética juega con una modernización del arte sacro.

"Aquí los chavos se sienten cómodos de venirse 'draggeados' y aunque no tenemos un espectáculo como tal, todos disfrutan de ver como se expresan los otros con su imagen".

El sitio ha tenido sus traspiés, ha cerrado y hecho varias reaperturas a lo largo de esta historia de una década. Y el ambiente sobrevive.

Ser libre se vuelve una expresión política y eso es La Purísima.

"En La Puri igual te sientes por momentos en un club de New York o en una cantina del puerto de Veracruz".

Al ser un antro se enfrentó a las amenazas del narcotráfico y hasta ahora mantienen una cero tolerancia a la venta de drogas en el local.

La Purísima

En un solo día pueden circular más de 1 mil 200 personas.

República de Cuba es una calle muy activa para el mundo LGBT+, la comparación y la rivalidad con 'los de enfrente', El Marrakech ha sido continua.

"Somos bares hermanos, nosotros compartimos mucho con El Marrakech, definitivamente no podríamos ser lo que somos sin estar tan cerca".

La Purísima

La estética del lugar fue diseñada por Fabián Chairez, uno de los grandes atractivos del sitio son sus vitrales, lámparas y los colores que hacen la noche multicolor.

Las fotos en estos 'spots' son de lo más viral de la noche capitalina.


La Purísima

"Lo mejor de esta fiesta es que no hay nada que nos una, ni nuestra condición social, orientación sexual o vocación política, lo único es ver al otro como igual y poder cantar juntos cuando nos partieron la madre o brindar por el cumple del desconocido de al lado".