MÉXICO
12/06/2018 11:33 AM CDT | Actualizado 12/06/2018 11:40 AM CDT

Juez deja en libertad a cuatro acusados de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa

Los cuatro presuntos integrantes del cártel Guerreros Unidos habrían participado en la quema de los 43 normalistas.

Familiares de los 43 estudiantes de la escuela de formación docente de Ayotzinapa, desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, durante una manifestación el 26 de abril de 2018.
PEDRO PARDO vía AFP/Getty Images
Familiares de los 43 estudiantes de la escuela de formación docente de Ayotzinapa, desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, durante una manifestación el 26 de abril de 2018.

Un juez federal ordenó este martes la liberación bajo reservas de ley de cuatro acusados por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

De acuerdo con David Calderón Blanc, juez primero de Distrito de Matamoros, no hay más elementos probatorios para sostener un juicio en contra de los presuntos integrantes del cártel Guerreros Unidos.

Marco Antonio Ríos Biber, el Cuasi; Luis Alberto José Gaspar, el Tongo; Martín Alejandro Macedo Barrera, el Becerro, y Honorio Antúnez Osorio, el Patachín, quedaron libres de los cargos de secuestro y delincuencia organizada.

Sin embargo, Ríos Biber, Macedo Barrea y Antúnez Osorio permanecerán en la prisión federal El Rincón por otros delitos. José Gaspar, el Tongo, podrá abandonar la cárcel por no existir más causas penales en su contra.

El diario Reforma citó a una fuente del Poder Judicial de la Federación (PJF) que afirmó que el juez Calderón Blanc anuló las confesiones de los cuatro detenidos por indicios de tortura y al estimar que estos testimonios no tienen valor, el resto de las pruebas eran insuficientes.

La resolución viene a respaldar el informe de la ONU que señala fuertes indicios para pensar que "al menos 34 personas detenidas durante la primera etapa de investigación sobre la desaparición de 43 estudiantes en Ayotzinapa en 2014 fueron torturadas y detenidas arbitrariamente".

A esto se suma el revés al gobierno federal por el Primer Tribunal Colegiado de Circuito del Décimo Noveno Circuito de Reynosa, Tamaulipas, que ordenó "reponer la investigación del caso Ayotzinapa dada la gravedad de las irregularidades detectadas", además de pedir la creación de una Comisión de Investigación para la Justicia y la Verdad en el caso Iguala.

Para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la llamada "verdad histórica" –la tesis del gobierno federal para explicar la desaparición y asesinato de los 43 estudiantes normalistas de Aytozinapa– quedó sepultada.

Según la "verdad histórica", en la noche del 26 de septiembre de 2014 policías corruptos de Iguala arrestaron a los 43 normalistas y los entregaron a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura del municipio vecino de Cocula.

Padres y organismos internacionales han denunciado desde hace casi tres años irregularidades en las pesquisas y han exigido que se aborde la posible participación del Ejército y la Policía Federal en los hechos. Además, consideran científicamente imposible la quema de 43 cuerpos en ese vertedero.

En esta versión, Ríos Biber, el Cuasi, declaró que él fue el encargado de comprar la gasolina para incinerar los cuerpos de los normalistas en el basurero de Cocula.