INTERNACIONAL
11/06/2018 8:48 AM CDT | Actualizado 11/06/2018 9:51 AM CDT

España acogerá a los 629 migrantes abandonados en el Mediterráneo

En la embarcación Aquarius se encuentran más de 600 personas abandonadas a su suerte en el Mediterráneo.

Jesus Merida/SOPA Images/LightRocket vía Getty Images
Los inmigrantes, rescatados de un bote en el mar Mediterráneo, a bordo de una embarcación de rescate después de su llegada al puerto de Málaga, España. Los miembros de la Seguridad Marítima Española rescataron a un total de 69 inmigrantes de dos botes cerca de la costa de Málaga y los llevaron al puerto, donde fueron asistidos por la Cruz Roja Española. Un total de 236 migrantes fueron rescatados durante este sábado desde el mar de Alborán a bordo de varios botes.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dio instrucciones para que España cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias y anunció que acogerá en un puerto español al barco Aquarius, en el que se encuentran más de 600 personas abandonadas a su suerte en el Mediterráneo.

"Por esta razón, es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro" a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional.

El presidente Sánchez dijo que el destino de este barco será el puerto de Valencia, previa coordinación con la Generalitat valenciana, informó La Moncloa en un comunicado.

Guglielmo Mangiapane / Reuters
Migrantes esperan el momento para desembarcar del Aquarius en el puerto siciliano de Catania, Italia, el 27 de mayo pasado.

Tanto Malta como Italia impidieron el fin de semana que el barco Aquarius de la ONG francesa SOS Méditerranée con 629 migrantes a bordo anclaran en alguno de sus puertos.

Malta ha rechazado ya en anteriores ocasiones hacerse cargo de los barcos con inmigrantes a pesar de la petición de las autoridades italianas, como en el caso de la ONG española Open Arms.

Por su parte, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, publicó en sus redes sociales que "desde hoy (por este domingo), Italia comienza a decir 'no' al tráfico de seres humanos" y la inmigración ilegal.

Oltra: "La sociedad valenciana no deja a nadie a la deriva"

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, señaló, sobre el ofrecimiento de la ciudad de València, que la sociedad valenciana "no deja a nadie a la deriva".

Poco antes de que el Ejecutivo central hiciera el anuncio, Oltra expresó ante los medios de comunicación que estaba esperando el sí del Ejecutivo central para poder albergar a estas 629 personas porque València "quiere abrir ese corredor de la esperanza en el Mediterráneo".

"Fosa común de la vergüenza"

Jon Nazca / Reuters
Migrantes, parte de un grupo interceptado a bordo de dos botes cerca de la costa en el mar Mediterráneo, descansan después de llegar en un bote de rescate en el puerto de Málaga, España, el 9 de junio de 2018.

Mónica Oltra enfatizó que "no es posible que en el siglo XXI haya 629 personas en un barco a la deriva en el Mediterráneo, un Mediterráneo que se está llevando miles de vidas y que se está convirtiendo en una fosa común de la vergüenza, cuando siempre ha sido un puente entre personas y culturas".

"Valencia puede ser la puerta de entrada para que se acabe el calvario de estas personas y podamos acogerlas en una sociedad abierta y cálida, que no deja a nadie a la deriva en el Mediterráneo. Esperemos que esta vez sí ese barco pueda llegar a València y la sociedad valenciana pueda decirles: 'Lo peor ha pasado y vais a emprender una nueva vida lejos del horror que habéis tenido que pasar''.

Finalmente, la dirigente valenciana ha recordado que un centenar de las personas que van a la deriva a la embarcación son niños y que también hay mujeres embarazadas y que solo cuentan comida para 24 horas, por lo que "es una situación de emergencia humanitaria".

Este texto se publicó originalmente en El HuffPost.