ENTRETENIMIENTO
11/06/2018 11:07 AM CDT | Actualizado 11/06/2018 11:08 AM CDT

Cuando eres el príncipe George y le quitas toda la atención a tu bisabuela

El príncipe George y su prima se robaron el espectáculo en la celebración del cumpleaños de la reina Isabel.

El príncipe George será un día el rey, pero eso no lo hace inmune a las bromas de su prima mayor, Savannah Phillips.

El príncipe de 4 años y Phillips, bisnietos de la reina Isabel II, se robaron la atención del desfile anual de la reina con motivo de su cumpleaños, Trooping the Colour, el sábado pasado.

Toda la familia real, incluyendo a los nuevos duques de Sussex, se reunió en el balcón para ver el espectáculo de los aviones. De hecho, el príncipe George y Savannah se quedaron hasta adelante.

Mientras se escuchaba "God Save the Queen", Phillips, de 7 años, se apresuró a callar a su primo, lo que generó un gran meme:

Max Mumby/Indigo via Getty Images
Savannah Phillips puts her hand over Prince George's mouth to keep her younger cousin quiet at Trooping the Color. The parade marks the official birthday of the Sovereign, even though the Queen's actual birthday is on April 21.

A continuación la reacción de la reina, a quien parece no haberle gustado nada.

A quien tampoco le gustó la conducta de Phillips y su hijo, fue el príncipe William:

Max Mumby/Indigo via Getty Images
Prince William gives his son a disapproving look.

Pero al mundo le encantó:

Otro detalle que amó la gente fue ver a los duques de Sussex en el balcón, quien por cierto, acababan de regresar de su luna de miel en Canadá.

Para la ocasión, Markle usó un vestido de Carolina Herrera con un sombrero Treacy, según informó Harper's Bazaar.

Anwar Hussein via Getty Images
Meghan, Duchess of Sussex, travels in an open carriage to the Trooping the Color ceremony on June 9.
Anwar Hussein via Getty Images
Sharing a laugh with the rest of the royal family.

El próximo 14 de junio, Markle acompañará a la reina Isabel II a Cheshire. Un evento que estaremos vigilando.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost y fue traducido por HuffPost México