ESTILO DE VIDA
09/06/2018 7:59 AM CDT | Actualizado 09/06/2018 8:22 AM CDT

Hablemos de cerveza: ¿conoces la Ley de la Pureza Alemana?

Una ley en Baviera, Alemania, regula la producción de la cerveza para mantener la tradición. Para algunos es una limitante a la creatividad, ¿será?

La Ley de la Pureza Alemana regula los ingredientes de la cerveza.
Ole Spata / EyeEm via Getty Images
La Ley de la Pureza Alemana regula los ingredientes de la cerveza.

La Ley de la Pureza Alemana es la ley alimentaria más antigua del mundo y continúa en uso. Se estableció el 23 de abril de 1516 en Baviera, pero en 1906 se extendió al resto del país. Sin embargo, hasta la fecha, la versión de Baviera es más estricta que la del resto de Alemania.

Esta ley esta conformada por una serie de regulaciones en torno a la producción de cerveza y declaraba al agua, la cebada y el lúpulo como los ingredientes únicos para la producción de la cerveza. Debemos recordar que la levadura necesaria para fermentar cualquier cerveza no era conocida en aquel entonces sino hasta el siglo XVII.

De igual forma, esta ley ha impedido que los fabricantes agreguen otros cereales –salvo centeno o trigo en las cervezas Ale– y otros ingredientes –salvo algunos tipos de azúcar fuera de Baviera– a sus recetas.

Más allá de una regulación sanitaria o de calidad, el Reinheitsgebot o Ley de Pureza también ha servido como base para la regulación de impuestos a la cerveza. Incluso hoy en día, los productores de Baviera y el resto de Alemania no pueden llamar cerveza a sus creaciones destinados al mercado interno que utilicen otros ingredientes y procesos.

Para algunas personas, la Ley de Pureza es una limitante a la creatividad y diversidad de la cerveza alemana. Para otras, en cambio, estas restricciones han permitido que las técnicas alemanas sean todo un arte.

Cada ingrediente aporta características únicas que se enlistan a continuación:

Agua: Una cerveza esta conformada en un 95% de agua, por lo cual su tratamiento de pH y minerales debe ser muy cuidadoso. Aunque no lo creas, esto impactará en el cuerpo, sensación, aromas y sabor de la cerveza.

Malta: Para la elaboración de la cerveza, la malta es el punto de partida. El cereal más utilizado es la cebada. Se llega a utilizar un solo tipo de cereal malteado y un nivel de tostado o bien, hacer combinaciones, lo cual deriva en la creación de estilos diferentes.

Levaduras: Estos seres unicelulares son capaces de convertir los azúcares en alcohol. Existe una gran variedad de levaduras, pero las que se usan para elaborar cervezas de la familia Ale son de la familia saccharomyces cerevisiae. Por otro lado, las cervezas de la familia Lager se desarrollan a partir de las levaduras saccharomyces uvarum –antes llamadas saccharomyces carlsbergensis debido a su descubrimiento en la cervecería Carlsberg, en Dinamarca–.

Lúpulo: Este ingrediente aporta el sabor característico de la cerveza, ya que es el principal responsable del amargor de esta bebida. Además, dependiendo de las múltiples variedades de lúpulo que existen en el mundo, impulsa los aromas distintivos.

En la actualidad, los productores de cerveza integran a sus recetas otros ingredientes naturales, los cuales aportan nuevos sabores y aromas, logrando así una infinidad de nuevos sabores. Aunque ahora sabes que esto no puede hacerse en Alemania si quieren llamar cerveza al resultado, a menos que se trate de un producto elaborado para su exportación ...salvo en el caso de los cerveceros de Baviera, cuya ley es más estricta y les impide hacerlo.