MÉXICO
07/06/2018 10:16 PM CDT | Actualizado 07/06/2018 11:29 PM CDT

Más etanol en las gasolinas podría terminar matándonos #PorElDerechoAlAireLimpio

Más niveles de este oxigenante en los combustibles provocan más ozono troposférico, la principal causa ambiental de muertes prematuras en México para 2050, sólo por debajo de India.

Cuartoscuro.

En sus perspectivas para 2050, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), estima que la contaminación del aire se convertirá en la principal causa ambiental de mortalidad prematura en el mundo.

El ozono es una de las cinco principales causas de muerte infantil y la Organización también estima que, debido al envejecimiento y concentración de la población en zonas urbanas, es probable que los países de la OCDE, entre ellos México, presenten algunas de las tasas más elevadas de muertes prematuras a causa del ozono troposférico (O3), sólo por debajo de India.

Cuartoscuro.

En México, el transporte contribuye con el 90.03% de las emisiones de monóxido de carbono (CO) y del 45.67% de óxidos de nitrógeno (NOx), los cuales contribuyen a la formación de ozono troposférico (O3), el cual, además, alcanza niveles elevados durante los períodos de mayor radiación solar.

Es entonces cuando la relación combustibles-calidad del aire es fundamental, a fin de garantizar el derecho a un medio ambiente sano, contemplado en el artículo 4 de la Constitución, por lo que no respirar aire limpio es violatorio de los derechos humanos.

Al año, en México, se estima que mueren 5 mil personas por mala calidad del aire.

Por ello, en 2016 -- uno de los años con peor calidad del aire, lo cual se relacionó con que fue un "año niño", es decir los vientos que soplan de este a oeste se debilitan o dejan de soplar, provocando, entre otras cosas, cambio de la circulación atmosférica, calentamiento global y aumento en la temperatura de las aguas costeras—se publicó la Norma 016 sobre calidad de los petrolíferos, a fin de restringir el uso de etanol pues favorece a la formación de ozono y partículas PM10.

Particularmente, la NOM 016 fue creada para restringir el uso de etanol en las zonas metropolitanas del Valle de México, Guadalajara y Monterrey para permitir el uso de este oxigenante en 5.8%, a fin de garantizar niveles adecuados de ozono para la salud de los habitantes de dichos lugares, sin embargo la norma fue modificada en 2017 permitiendo el uso de etanol en 10%, lo que, obviamente, ha derivado en peor calidad del aire.

A decir del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), la modificación de la NOM-016-CRE-2016 es violatoria del derecho humano a un medio ambiente sano de los habitantes de Ciudad de México, pues impacta negativamente la calidad del aire que respiran.

Entre 2010 y 2016, la CDHDF documentó la presentación de 32 quejas en las que se hace referencia a afectaciones a la calidad del aire causadas por el humo de incendios, la quema clandestina de plásticos o residuos sólidos (cinco menciones); los malos olores de rastros clandestinos de animales o generados por la acumulación de residuos en lugares no aptos para su disposición final (12 menciones); los polvos por la producción de tabiques, la venta de materiales para la construcción o por obras públicas y privadas (nueve menciones); o por el uso de solventes en talleres de hojalatería y pintura, empresas litográficas o imprentas con manejo inadecuado de gases (cinco menciones).

En el mismo periodo se registraron 37 quejas más, en las cuales las personas se inconformaron por la implementación o modificación de las medidas adoptadas por el Gobierno de Ciudad de México, que implicaron restricciones a la circulación o el cobro de impuestos, por ejemplo. Esto es, las quejas no se originaron propiamente por la contaminación del aire sino por la poca información de la que disponían las personas sobre el sustento o la necesidad de tales medidas, lo que tuvo como consecuencia la confronta social.

Cuartoscuro.

Mayores concentraciones de etanol pueden incrementar de manera importante los niveles de ozono en las ciudades, generando contingencias ambientales como la que vivió este 6 y 7 de junio CDMX.

Experiencias de otros países demuestran que los biocombustibles o el uso de etanol no siempre reducen las emisiones netas de CO2. Por el contrario, diversos estudios refieren que los biocombustibles pueden tener consecuencias negativas en el medio ambiente por un mayor uso de recursos naturales y la generación de mayores emisiones durante su producción, presionar el alzas de los precios de los alimentos y no solucionen la eficiencia energética

Además el uso de etanol tiene, a diferencia de otros oxigenantes, un mayor impacto en la presión de vapor en las gasolinas, la cual incluso se da independientemente de si el vehículo está en uso, cargando combustible o estacionado.

DAR UN PASO ATRÁS

Para mejorar la calidad del aire, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) debe revertir la autorización para utilizar mayores niveles de etanol en las gasolinas.

La petición fue hecha este 7 de junio por el Cemda ante la CDHDF para que la CRE revise la Norma 016 y subsane las irregularidades del procedimiento, así como la violación al derecho humano a un medio ambiente sano en que incurrió al modificarla para aprobar un incremento en las concentraciones de etanol en las gasolinas.

Asimismo, la CDHDF presentó una queja contra la contingencia ambiental, por violaciones al derecho humano a un medio ambiente sano, señaló la presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez.

El derecho humano a un aire limpio es un derecho llave porque permite el ejercicio de otros derechos, como la educación y a la salud, que se ven afectados cuando hay situaciones de contingencia y mala calidad del aire".Nashieli Ramírez.
La mala calidad del aire provoca le cuesta a México 728 millones de pesos al año por gastos en salud pública y pérdidas anuales de productividad por 3 mil 396 millones de pesos, según los cálculos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) del año 2010.