ESTILO DE VIDA
07/06/2018 11:31 AM CDT | Actualizado 07/06/2018 11:31 AM CDT

Kate Spade temía buscar tratamiento. Por eso es tan importante hablar abiertamente de salud mental

La hermana de la diseñadora dijo que ella tenía miedo de arruinar la imagen feliz de su marca al hablar de sus problemas mentales.

La hermana de Kate Spade dijo que la diseñadora mantuvo en secreto su salud mental porque temía que pudiera dañar su marca, plagada de colores vibrantes, fantasía y creatividad.

Spade, de 55 años, aparentemente se suicidó el martes pasado en su departamento en Nueva York. Su hermana mayor, Reta Saffo, dijo que Spade temía que buscar tratamiento mental repercutiera en su marca.

"Estuve muy cerca de conseguir que fuera a tratamiento (al mismo lugar donde Catherine Zeta-Jones acudió tras ser diagnosticada con trastorno bipolar)", le dijo Saffo al Kansas City Star. "Pero, al final, la 'imagen' de su marca fue más importante para ella. Definitivamente estaba preocupada por lo que la gente diría si se enteraban ".

El caso de Spade nos recuerda que no es raro que las personas con problemas de salud mental oculten en sus entornos profesionales lo que están viviendo. Según una encuesta de la Mental Health Foundation, dos tercios (67%) de los empleados se sienten asustados, avergonzados o no pueden hablar sobre sus problemas de salud mental en el trabajo.

Getty
Kate Spade.

Denise, de 50 años, sabe muy bien lo difícil que puede ser decirle a tu jefe que padeces alguna enfermedad mental. A pesar de que ella trabajaba como enfermera de salud mental, se sintió obligada a ocultar su propio diagnóstico de trastorno bipolar por temor a que cambiara la percepción que tenían de ella, lo cual terminó con su abandono laboral.

"No le conté a mi empleador (sobre mi diagnóstico) porque estaba avergonzada y no quería que lo vieran como una carga", dijo a a HuffPost. "En términos de ajustes (tras el diagnóstico), no creo que realmente necesite tanto. Solo un oído atento de vez en cuando ".

Para cualquier persona que se sienta preocupada por hablar sobre su salud mental en el trabajo, Richard Grange, de la Fundación de Salud Mental, dice que un primer paso puede ser identificar a una persona de confianza para abrirse.

"Si eres abierto acerca de cómo te sientes en el trabajo, podrías ayudar a otros a hacer lo mismo y ayudar a crear una cultura donde las personas se sientan capaces de hablar sobre su salud mental", agregó el especialista.

Si te sientes listo para informarle a tu jefe/jefa acerca de algún problema de salud mental o un diagnóstico, puede ser útil contar con un miembro de Recursos Humanos presente. En Reino Unido, por ejemplo, bajo la Ley de Igualdad de 2010, los problemas de salud mental que tienen "un efecto adverso sustancial en las actividades cotidianas normales" se clasifican como una discapacidad, por lo que su empleador tiene el deber de realizar ajustes razonables. Estos pueden incluir permitirle tomarse un tiempo libre para su salud mental, conocido como 'días de enfermedad mental'.

Pero si sientes que no es posible hablar con algún colega o jefe acerca de tu salud mental, Grange alienta a iniciar conversaciones con amigos y familiares, y luego trabaja en el lugar de trabajo.

"Fundamentalmente, creemos que la salud mental debe tratarse tan seriamente como los problemas de salud física en el lugar de trabajo. Como parte de esto, alentaríamos a crear una cultura en el lugar de trabajo que recompense a las personas por ser abiertas y las aliente a hablar cuando se enfrentan a desafíos ", agrega.

"También alentaríamos a los gerentes a tener controles regulares con sus equipos y tomarse el tiempo para preguntarles a las personas cómo están y si tienen problemas. Al tomar medidas, podemos crear lugares de trabajo mentalmente más saludables que también sean más productivos ".