NEGOCIOS
03/06/2018 5:03 AM CDT

La razón científica por la que no debes tomar fotos de celular en conciertos

Hay una razón por la cual deberías elegir no ser la persona que saca el celular para grabar cada concierto al que va.

Con el auge de los teléfonos con cámara, se ha convertido en un hábito automático utilizar los celulares para capturar cada momento de nuestras vidas, desde cumpleaños familiares hasta conciertos.

Sin embargo, en el momento en que sacas tu teléfono y tomas una foto o grabas un video de un concierto, podrías estar perdiendo parte de tu capacidad para recordarlo.

Takashi Kuriyama / EyeEm via Getty Images

Se llama efecto de deterioro-momando-fotografías y la idea es que, en el momento en que sacas el celular para tomar una foto, el cerebro se libera de la responsabilidad de recordar el momento que estás capturando con el teléfono.

De hecho esto sucede también cuando los humanos le permiten al cerebro "compartir" recuerdos con amigos cercanos o miembros de la familia y, a su vez, reducen la tensión en el cerebro.

En el número más reciente de la Revista de Investigación Aplicada en Memoria y Cognición, Julia Soares y Benjamin Storm de la Universidad de California hablan del experimento que realizaron sobre este mismo fenómeno.

Tomando las pistas de la investigadora Linda Henkel, quien también escribió sobre este fenómeno, los dos académicos querían saber si era simplemente el acto de tomar la fotografía o el hecho de que sabíamos que había un registro permanente de la misma lo que provocó esta descarga de información.

En el experimento, los académicos seleccionaron tres grupos de personas y les pidieron que tomaran fotografías de diferentes maneras. El primer grupo tomó fotos en la aplicación autodestructiva Snapchat, el segundo grupo tomó fotos en su teléfono y luego borró las imágenes y el grupo final tomó fotos en sus celulares pero conservó las imágenes.

Thomas Trutschel via Getty Images

Durante las pruebas, encontraron que en los tres casos los participantes recordaban menos sobre el evento que estaban fotografiando, algo que el equipo definitivamente no esperaba.

"Estos resultados son inconsistentes con la hipótesis de descarga", se lee en el documento.

"Si tomar fotos hace que las personas lo olviden porque piensan que la cámara es un dispositivo de memoria en el que pueden descargar recuerdos, entonces hacer a la cámara menos confiable (o nada confiable en el caso de Snapchat ) reduciría significativamente el grado de deterioro de la memoria ".

En esencia, lo que Soares y Storm creen que ocurre es que, en realidad, solo el acto de usar nuestros teléfonos es suficiente para evitar que recordemos un evento, incluso si sabemos que tenemos un registro permanente de ello.

¿Qué significa eso para nosotros? Que no importa si estás usando Snapchat o tomando una foto para guardarla, de cualquier forma es probable que la recuerdes menos que si la hubieras vivido.

H/T: The Next Web