INTERNACIONAL
02/06/2018 1:43 PM CDT | Actualizado 02/06/2018 1:44 PM CDT

Tormenta tropical Alberto deja 7 muertos en Cuba

También hay dos desaparecidos a causa de las lluvias e inundaciones en la isla.

Este folleto impreso por la Agencia Cubana de Noticias muestra a los residentes de la ciudad de Zaza del Medio mirando un puente derrumbado, causado por las fuertes lluvias asociadas con la tormenta tropical Alberto.
STR via Getty Images
Este folleto impreso por la Agencia Cubana de Noticias muestra a los residentes de la ciudad de Zaza del Medio mirando un puente derrumbado, causado por las fuertes lluvias asociadas con la tormenta tropical Alberto.

El número de fallecidos por las fuertes lluvias e inundaciones que afectaron esta semana al centro y occidente de Cuba por el paso de la tormenta subtropical Alberto se elevó de cuatro a siete y hay también dos desaparecidos, entre ellos un menor, informó el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Los desaparecidos son un joven de 17 años de Villa Clara que pudo ser arrastrado por el río Arimao de esa provincia y un hombre de 51 años a quien se busca en Chambas, en la provincia de Ciego de Ávila.

De las siete víctimas mortales -seis hombres y una mujer-, dos murieron en la provincia de Pinar del Río (oeste), dos en Ciego de Ávila (centro) y de las tres personas restantes, dos fallecieron en las centrales Sancti Spíritus y Villa Clara, y una en la occidental Matanzas.

Todos fallecieron a causa de ahogamiento por inmersión, según el informe de la Defensa Civil reproducido hoy en los medios estatales de la isla.

El país caribeño ha iniciado las labores de recuperación de las inundaciones provocadas por el temporal de lluvias asociado al paso de la tormenta Alberto, que castigó severamente zonas del centro y occidente.

Alexandre Meneghini / Reuters
Una vista de una granja parcialmente inundada cuando la tormenta subtropical Alberto pasa por la costa oeste de Cuba, en Bahía Honda, Cuba, el 26 de mayo de 2018.

Las intensas precipitaciones, que causaron el desborde de ríos y obligaron a desembalsar agua de varias presas al límite de su capacidad, dejaron en la isla cuantiosos daños aún por cuantificar, sobre todo en infraestructuras viales y ferroviarias, el sector agrario, la vivienda y los servicios de suministro de luz, agua y teléfono.

Miles de hectáreas de cultivos se han perdido a causa de las inundaciones, en muchos casos plantaciones que estaban listas para ser cosechadas, en tanto son centenares las viviendas que han sufrido daños en las provincias afectadas y en La Habana, con numerosos derrumbes parciales y totales.

Durante la semana más de 50.000 personas de cuatro provincias fueron evacuadas a albergues y casas de allegados, aunque una vez que las lluvias han remitido y comenzó a bajar el agua se espera que puedan regresar paulatinamente a sus casas.

Esta tormenta ha supuesto un nuevo golpe para Cuba tras el sufrido por el devastador paso del huracán Irma en septiembre pasado, que dejó en la isla diez muertos y pérdidas económicas por más de 13.500 millones de dólares.