NEGOCIOS
01/06/2018 2:20 PM CDT | Actualizado 04/06/2018 3:29 PM CDT

La razón detrás de la guerra de aranceles de Trump con México

El presidente Donald Trump tiene una razón más política que económica con el misil comercial que le lanzó a México.

El presidente Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio proveniente de México.
Leah Millis / Reuters
El presidente Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio proveniente de México.

El intercambio de misiles comerciales entre la administración de Donald Trump y el gobierno mexicano tiene detrás una intención más política que económica, que de escalar a una guerra comercial podría traer consecuencias graves a ambos países, consideraron analistas.

Este jueves 31 de mayo, el gobierno de Estados Unidos anunció que le quitaría a México y Canadá, sus socios comerciales del TLCAN, la exención en aranceles para importaciones de aluminio y acero; en respuesta, el gobierno mexicano y canadiense fijaron medidas equivalentes.

Pero dos meses antes, en marzo, la estrategia de Trump era otra. Entonces, cuando anunció en Twitter que fijaría aranceles, decidió "castigar" con la medida a China -el país con el que tiene el mayor déficit comercial-, pero dejar fuera a México y Canadá, con quienes seguía la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Twitter

"Nuestras industrias del aluminio y acero (y muchas más) han sido diezmadas por décadas con comercio injusto y malas políticas con países de todo el mundo. No debemos dejar que se aprovechen de nuestro país, empresas y trabajadores. Queremos comercio libre, justo e inteligente!", tuiteó Trump.

En mayo, el factor tiempo cambió la perspectiva del estadounidense, pues el último día del mes se vencía el plazo legal para notificar al Congreso de EU sobre las modificaciones al TLCAN. Y el presidente estadounidense lanzó el primer misil en lo que podría convertirse en una guerra comercial.

Detrás de los aranceles

Getty Images/iStockphoto
.

Con el nuevo misil arancelario enviado a México y Canadá, la estrategia del presidente estadounidense es poner una mayor presión para lograr pasar sus demandas en la negociación del TLCAN, explicó Manuel Molano, economista y director adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

"Lo que él (Trump) busca es apalancarse en las negociaciones con medidas de fuerza como estas, es su estilo", dijo Molano en entrevista con el Huffpost México.

Con esta postura coincide Alfredo Coutiño, director para América Latina en Moody's Analytics, quien considera en su editorial en Arena Pública que se trata de una estrategia para presionar las negociaciones del TLCAN.

"El presidente Trump echó mano una vez más de su estrategia intimidatoria con el propósito de obtener concesiones en las mesas de negociación", se lee en su texto.

No solo analistas, sino los propios integrantes del equipo negociador mexicano vieron en el misil arancelario, un método para pujar por que las demandas de Trump sean parte del acuerdo en el TLCAN.

"El gobierno americano se dio cuenta de que no pudo llegar a una renegociación con base a sus términos y buscó darle la vuelta y ponernos una presión a través de los aranceles", dijo Moisés Kalach, parte del equipo negociador del TLCAN en entrevista radiofónica.

"Fue en contra de todas las reglas de comercio internacional. Quieren demostrar la fuerza y el poderío haciendo cosas fueras de lugar. Es un día triste para el comercio porque va a hacer daño al crecimiento de todos los países", dijo Kalach.

As bajo la manga

Carlos Jasso / Reuters
El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, habló del daño que causará a México y EU estas medidas.

Pero la medida de Trump no pareció haber provocado un efecto intimidatorio al gobierno mexicano, por el contrario la Secretaría de Economía esperaba ya que se hiciera el anuncio para lanzar el contrataque: aranceles a aceros planos, lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos.

"Lo que creo que Trump no tiene en su cálculo político es que las medidas de retaliación que impone México están muy bien pensadas; no le pegas a consumo básico pero sí a sus votantes de los Estados Unidos que dependen de esas exportaciones", dijo Molano en entrevista.

Nebraska es un ejemplo del mensaje que manda el gobierno mexicano a su socio estadounidense.

México es el principal destino de las exportaciones desde Nebraska, uno de los estados con votantes de Trump. Y la carne de porcino es uno de los 25 productos que más exporta, según datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

La Secretaría de Economía también fijó aranceles a productos agrícolas como manzanas y uvas, dos de los productos de los que Estados Unidos es el mayor proveedor para el mercado mexicano, según datos de la Administración de Comercio Exterior de EU.

En términos comerciales, México es el principal país para las exportaciones de seis estados en EU: Nuevo México, California, Texas, Nebraska, Arizona y Kansas, según datos del American Enterprise Institute. Estas últimas cuatro entidades la ganó Trump en las elecciones presidenciales de 2016.

http://www.aei.org

Pero aunque la respuesta del gobierno mexicano a los aranceles de Trump fue contundente, la afectación si económica a estas medidas va en ambos sentidos.

Las medidas arancelarias causarían una afectación por 4 mil millones de dólares en el comercio entre los dos países, según una estimación del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.