ESTILO DE VIDA
31/05/2018 9:02 AM CDT | Actualizado 05/06/2018 8:01 AM CDT

La histórica portada de 'Vogue' Arabia, aplaudida y criticada a partes iguales

La revista ha compartido un adelanto del número de junio, protagonizado por la princesa Hayfa Bint Abdullah Al Saud.

El próximo 24 de junio entrará en vigor el decreto real que permitirá conducir a las mujeres de Arabia Saudí, un hecho histórico que la edición árabe de la revista Vogue ha querido celebrar dedicando el número de junio al país saudí y fotografiando una portada no menos histórica. La imagen habla por sí misma: la princesa Hayfa Bint ABdullah Al Salud a los mandos de un coche en medio del desierto.

VOGUE ARABIA

La portada ha sido fotografiada por Boo George y es toda una declaración de intenciones que invita a reflexionar sobre la emancipación femenina. "Celebrando a las mujeres pioneras de Arabia Saudí", reza uno de los titulares del número, que incluye figuras como la futbolista Saja Kamal, que se ha pronunciado en varias ocasiones sobre el veto a las mujeres en los estadios de fútbol. En sus páginas también aparece la activista Manal al-Sharif, detenida en 2011 precisamente por conducir y que posteriormente fundó la campaña Women2Drive.

Vogue ha publicado en su web un extracto de la entrevista con la princesa en la que revela su predisposición hacia los cambios socioculturales que reclama el momento. "En nuestro país, hay conservadores con miedo al cambio. Para muchos, es lo único que han conocido", declara, Hayfa Bint ABdullah Al Salud.

A post shared by Vogue Arabia (@voguearabia) on

La decisión de la revista ha sido aplaudida por muchos seguidores de la publicación, que lo ven como un paso al frente y un movimiento arriesgado y acertado por parte de la cabecera. "Estoy tan orgullosa", "increíble", "impactante", han comentado algunos usuarios en el perfil de Instagram de la cabecera. "Es el momento de estar orgullosos, esperanzados y centrados en apoyarnos en el viaje que tenemos por delante", declaró otra usuaria.

Pero no todo han sido aplausos. Muchos ven en la portada una oportunidad perdida para dar visibilidad a otras mujeres con menos privilegios que se han "jugado la vida" para reivindicar sus derechos. Una usuaria de Twitter ha hecho alusión a las últimas detenciones de activistas, señalando la hipocresía del director de la revista.