INTERNACIONAL
31/05/2018 3:24 PM CDT | Actualizado 31/05/2018 4:42 PM CDT

ONU asegura que en Tamaulipas, bastión del Cártel de los Zetas, reina la auto-censura

La ONU sentenció el asesinato del periodista Héctor González, corresponsal de Excélsior.

Excélsior

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó el asesinato a golpes del periodista mexicano Héctor González, quien cubría un rango amplio de temas, incluyendo sucesos políticos y criminales, y que fue velado este jueves en Ciudad de México.

El cuerpo de González, de 40 años, fue encontrado el 29 de mayo, con visibles huellas de violencia, en una zona rural de Ciudad Victoria, Tamaulipas, frontera con Estados Unidos.

"Este asesinato es un recordatorio más de la situación de alta vulnerabilidad y violencia que enfrentan periodistas en México", denunció Jan Jarab, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de acuerdo con un comunicado difundido por su oficina.

Tamaulipas, bastión del cartel de Los Zetas, es una "zona silenciada" por el "alto nivel de auto-censura" con el que operan los periodistas.Jan Jarab

A pesar de ello, señaló, no se han implementado "medidas estructurales de prevención de agresiones que favorezcan ambientes en los que los periodistas puedan trabajar sin este alto riesgo a sus vidas".

El periodista salió de la casa de su pareja el lunes 28 de mayo por la noche pero nunca llegó a su domicilio.

"No tenía problemas, no tenía enemigos, por eso es aún más inexplicable" su asesinato, comentó indignada a la AFP una de sus excompañeras de la universidad en el velorio.

Héctor González se fue a vivir a Ciudad Victoria hace unos 20 años "por pasión" profesional y a pesar de que la violencia convirtió a esa región en una de las más inseguras para el trabajo periodístico, "nunca dijo que tuviera miedo, ni nada por el estilo. Él hacía muy bien su trabajo", concluyó su excompañera de pupitre que prefirió guardar su anonimato.

Alrededor de 130 comunicadores han sido asesinados en México desde 2000. La mayor parte de los crímenes permanece impune.

Este año, contando a González Antonio, ya han sido asesinados cinco periodistas, y uno desaparecido este año, de acuerdo con Reporteros sin Fronteras.

En 2017 fueron ultimados 11 periodistas, en medio de una ola de violencia vinculada con el narcotráfico que dejó un número récord de asesinatos a nivel nacional: 25.339 homicidios.