INTERNACIONAL
31/05/2018 6:33 PM CDT | Actualizado 31/05/2018 6:40 PM CDT

La indignación de esta mujer con una aerolínea que cuestionó si su hijo era suyo

En la delgada línea de la duda razonable y un comentario ofensivo.

Una empleada de la aerolínea Southwest Airlines pidió a una pasajera que "demostrara" que su hijo era suyo, tal y como ha contado la propia usuaria.

La afectada, Lindsay Gottlieb, que es entrenadora del equipo femenino de baloncesto en la Universidad de California en Berkeley, explica que estaba volando de Denver a Oakland (Estados Unidos) con su hijo de un año, Jordan, cuando la trabajadora de la aerolínea le pidió el certificado de nacimiento.

Gottlieb no llevaba consigo el certificado de nacimiento, pero sí el pasaporte del niño, que tiene un apellido diferente al suyo.

"¿Cómo sé que eres la madre?", recuerda Gottlieb que le preguntó la trabajadora. No contenta con eso, le pidió que "demostrara" que el niño era suyo enseñándole alguna publicación de Facebook.

Resulta que Jordan es mulato —la madre es blanca y el padre, negro—, y eso pudo influir en las dudas de la aerolínea, tal y como sugiere Gottlieb.

KPIX
Lindsay Gottlieb is seen playing with her 1-year-old son, Jordan.

La madre, que califica la situación de "humillante e insensible, además de ineficiente", ha puesto un mensaje en Twitter en el que denuncia su caso y apunta al color de piel como causa del trato recibido.

Me sorprende que después de volar unas 50 veces con mi hijo de un año, el personal del mostrador me diga que tengo que "demostrar" que es mi hijo, pese a enseñarle el pasaporte. La mujer dijo que es porque tenemos un apellido diferente. Mi sospecha es que se debe a que su color de piel es diferente.

La respuesta de la aerolínea

En un comunicado al que ha podido acceder la edición estadounidense del HuffPost, Southwest Airlines asegura haberse disculpado con Gottlieb y su familia si en algún momento la hicieron sentir incómoda. "Esa nunca fue nuestra intención", declaran.

"La política de Southwest Airlines obliga a verificar que los niños que viajan sin asiento propio son menores de dos años mediante un certificado de nacimiento o una identificación emitida por el Gobierno", reza el documento. "Para algunos viajes internacionales se requiere documentación adicional para quienes viajan con un menor. Para viajes nacionales no es necesario que el apellido del niño coincida con el del adulto con quien viaja".

En la web de Southwest Airlines se indica que quienes quieran volar llevando a su hijo en el regazo deben obtener un documento de verificación de embarqueen los mostradores de la aerolínea, donde hay que rellenar un certificado de nacimiento.

La aerolínea no especifica en su comunicado si pidieron el certificado de nacimiento de Jordan por su apellido o por su raza. Tampoco han querido hacer comentarios sobre si utilizan un protocolo de identificación adicional para niños que no se parecen a las personas con quien viajan.

Por otro lado, hay organizaciones como Airline Ambassadors International, de lucha contra el tráfico de personas, que ofrecen entrenamiento a azafatos y otros miembros de la tripulación para identificar casos de trata, así que el documento de identificación de Jordan pudo requerirse como precaución adicional.

Eso mismo ha comentado la modelo Chrissy Teigen en Twitter, ya que ella misma dice haber pasado por una situación similar a la de Lindsay Gottlieb.

A mí algunas aerolíneas también me lo han pedido con mi hija. Cuando me enteré de que era una medida de precaución contra la amenaza real del tráfico de menores, dejé de molestarme por ello. Ahora hasta me preocupo si no me lo piden.


Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EU y ha sido traducido y adaptado del inglés por Marina Velasco Serrano