ESTILO DE VIDA
25/05/2018 12:15 PM CDT | Actualizado 25/05/2018 12:24 PM CDT

¿Es bueno para la piel hacerse extracciones de puntos negros?

“Solo hay que saber hacerlo”, nos dice un experto.

dimid_86 via Getty Images
¿Es bueno para la piel hacerse extracciones de puntos negros?

Para quien esté deseoso de limpiarse los poros, no hay nada más satisfactorio que una buena extracción. Hasta los dermatólogos concuerdan con que puede ser benéfico para nuestra piel.

Pero si no se hace de manera correcta, podrías dañar tu piel en lugar de ayudarla. Antes de que sumerjas el cuerpo completo (o la nariz) en el mundo de las extracciones, aquí hay un par de cosas que hay que saber.

¿Qué son las extracciones exactamente? El nombre da miedo

dimid_86 via Getty Images
Limpieza facial que incluye extracción de puntos negros.

Una extracción es justo eso: una extracción literal de la mugre que tienes en los poros, que podría ser suciedad, maquillaje, sudor y/o exceso de sebo.

En el proceso de las extracciones generalmente hay un especialista (ya sea un dermatólogo o una persona que hace faciales) con herramientas especiales, o a veces sus manos, para aplicar presión alrededor a un poro tapado y que salga lo que está ahí adentro.

El Dr. Michele Farber, un dermatólogo certificado de Schweiger Dermatology Group, dijo que ,en su opinión profesional, las extracciones siempre deben hacerse con una herramienta para extracciones, nunca con las manos. Pero Jenna Walsh, terapeuta de la piel en Heyday en Nueva York, dijo que los terapeutas del lugar donde trabaja usan sus manos solo para extraer "lo que ya está listo".

Lo que sale generalmente parece una de dos cosas, comentó Walsh al HuffPost.

"A veces es una bola dura de aceite, que parece un pequeño ajonjolí, lo que sale de la piel. Se siente muy dura y como que se desliza de la piel apenas es extraída", dijo. "O también, si el cliente tiene una excelente rutina de hidratación y se cuida bien la piel, pero de todos modos tiene esa acumulación de contaminación, aceite y maquillaje, lo que sale puede ser muy suave, casi parece que se resbala y se puede retirar con limpieza".

El objetivo de las extracciones, de acuerdo con Farber, es sacar esa mugre para ayudar a purificar la piel y/o ayudar a que el acné sane más rápido. Las extracciones también sirven para quitar la milia, una acumulación de proteína bajo la piel que se ve como bolas blancas, explicó al HuffPost el Dr. Melda Isaac, un dermatólogo certificado de Washington, D.C.

¿Puede pasar algo malo?

Sí. Como explicaron Isaac y Farber, si las extracciones no se hacen bien, puedes empeorar las cosas. Por ejemplo, te pueden quedar cicatrices o metes más las bacterias dentro de la piel, lo que hace que te salgan más imperfecciones.

Isaac comentó al HuffPost, "Si estás empujando en la dirección equivocada, o de una manera muy agresiva, puedes empujar los contenidos, que según tú intentas sacar, aún más adentro de la piel y hacer que el folículo se inflame más, y luego hay una reacción más como de acné, porque tienes esa cosa ahí adentro que provoca más inflamación e infección bacterial".

Además, Farber señaló que si estás toqueteando mucho un mismo lugar, es más probable que te dejes una cicatriz.

"Si te lo hace un profesional y no están presionando demasiado sino que es uniforme y moderada, no tendrás problemas", afirmó Farber.

Las lesiones de acné activo o pústulas que en su interior tienen una infección no deberían ser extraídas, comentó Isaac y recalcó "si está roja y jugosa, mejor ni te acerques".

Como todos bien sabemos, reventarte barros que no están listos es una regla de oro, pues puedes esparcir bacterias o dejarte una cicatriz.

¿Qué tan seguido debes hacerte extracciones?

La cantidad y frecuencia de las extracciones variará de una persona a otra. Walsh dijo que muchos de sus clientes van una vez al mes por faciales con extracciones, pero los de piel más grasoso van dos veces al mes.

Claro, como bien dijo Farber, siempre debes tener cuidado con tu piel y ver qué es lo que le pasa antes de dejar que alguien te ande picando. También, como ya mencionamos, trata de evitar hacer muchas extracciones en un mismo lugar para que no se te hagan cicatrices. Si las extracciones te dejan la piel limpia, entonces están bien.

Quizá no sea buena idea hacerlas en casa.

Los tres expertos con los que hablamos concordaron en que deberías evitar hacer extracciones por tu cuenta y que es mejor buscar ayuda de un profesional.

"Todos el mundo en algún momento intentará exprimirse los puntos negros solo. Yo digo que no es aconsejable", sostuvo Walsh. "He visto muchísimas cicatrices por uñas o por esas herramientas de extracción que venden en las tiendas de productos de belleza".

Según explicó Isaac, no necesariamente tienes que ir con un dermatólogo para tus extracciones, pero sí debes estar seguro que a donde vayas es un lugar limpio y de buena reputación".

"Yo no iría al changarro de la esquina donde te ofrecen paquetes que incluyen uñas y depilación por un módico precio", afirmó.

De acuerdo con Isaac, hay que estar confiados en que el personal ha recibido la capacitación adecuada, su equipo y herramientas están bien esterilizadas y la administración tiene cómo garantizar que se haya realizado la capacitación pertinente.

Recuerda, las extracciones no te van a solucionar todos tus problemas dermatológicos.

Si bien las extracciones son buenas para destapar los poros y limpiar la piel, no te van a encoger los poros y es muy probable que toda la mugre que saques se vuelva a meter.

"A todos nos cae bien un buen détox", dijo Walsh, sobre todo los que viven en ciudades con mucha contaminación. Pero no siempre es posible sacar todo.

Pero si sigues bien tu rutina de limpieza cutánea en casa, como exfoliar e hidratar la piel, se reduce la acumulación y evitas que se meta más, explicó Walsh.

"Lo mejor para lidiar con los puntos negros es usar cosas como ácidos alfa hidróxidos, beta hidróxidos y retinol", concluyó Isaac. "Alguna presentación de retin-A o retinol hará que las células de tu piel sean menos pegajosas y así será menos probable que te salgan estos puntos negros".

Este artículo fue originalmente publicado en The HuffPost.